14 de abril de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:


Santos Tiburcio, Valeriano y Máximo. M. 229. 
Martirologio Romano: En Roma, en el cementerio de Pretextato, en la vía Apia, santos Tiburcio, Valeriano y Máximo, mártires
Su historia nació de la "Gesta de Santa Cecilia", en la que se dice que Cecilia, se esposó con un pagano llamado Valeriano, el cual se convirtió junto con su hermano Tiburcio. Se dedicaban a enterrar los cuerpos de los mártires durante la persecución de Alejandro Severo, además ayudaban a los más necesitados. Los dos convirtieron al prefecto de Roma, Máximo y a un familiar; de este modo todos murieron mártires, y sus cuerpos fueron enterrados por Cecilia en la vía Apia. 
Otros relatos dicen que Tiburcio era diácono y murió mártir con su obispo Valeriano. La abundante iconografía de los tres mártires hace referencia, naturalmente, a la leyenda ceciliana. En el estado real de conocimiento de estos tres mártires, no hay ninguna manera de establecer en cuál de las persecuciones sufrieron el martirio. Desde 1969 su culto se ha limitado a los calendarios locales. 

San Valeriano. M. c. 287. 
De fuerza y salud.
No se tiene que confundir este san Valeriano con su homónimo, esposo de santa Cecilia. Pertenece a la Legión Tebana, que escapó de la masacre de san Mauricio y compañeros en Agauno en Suiza.
Valeriano, según la tradición, llegó al territorio de Cumiana (Alpes italianos) y allí se dedicó a la difusión del Evangelio entre los habitantes del lugar. Fue decapitado por un grupo de soldados que descubrieron su escondite: el santo, antes de morir, se arrodilló y sobre la piedra quedaron impresas las huellas de sus rodillas. 
En el lugar del martirio, cerca de un kilómetro de la fracción de Tavernette, en el apéndice del monte Piuerne, fue construida una capilla votiva, todavía existe hoy, aunque remodelada y en la que se ve la famosa piedra. Es probable que esta tradición esté ligada a la exigencia de sacralizar un lugar de culto pagano, donde se practicaban cultos líticos, un fenómeno documentado por numerosos santuarios del arco alpino. Un poco distante de la capilla se edificó el santuario verdadero. Venerado en Cumiana.

Santas Bernice, Prosdocia y Domnina. M. 303-310. 
(Berenice, Bernicia, Vanesa)Portadora de la victoria. 
(Prosdoca). Que espera
(Donina). Señorita.
Martirologio RomanoEn Antioquía de Siria, santas mártires Bernice y Prosdocia, vírgenes, y su madre Domnina, que en tiempo de persecución, para evitar a los que querían atentar contra su pureza, buscaron remedio en la fuga, pero hallaron finalmente el martirio al ser arrojadas a un río.
Su historia la cuenta Eusebio de Cesarea; dice que en Antioquía de Siria, durante la persecución de Diocleciano, para huir de las insidias de sus perseguidores, la madre, Domnina, para salvar la castidad de sus hijas: Bernice y Prosdocia, se tiraron al río y se ahogaron. "Nosotras hemos estado salvadas del agua, y en el agua encontraremos la corona de la gloria." Sobre ellas también escribió san Juan Crisóstomo. 

Monasterio de San Bishoy
Wadi El Natroum Egipto
San Frontón. s. IV. 
(Fronto). 
Inteligente
Martirologio RomanoEn el desierto de Nitria, en Egipto, san Frontón, abad, que, junto con setenta compañeros, se retiró a aquel lugar inhóspito.
La leyenda dice que en tiempos del emperador Antonino, él y sus compañeros, muertos de hambre, fueron reabastecidos por un hombre rico que al saber la precaria situación de los anacoretas (de su situación fue advertido por los ángeles) les hizo llegar 70 camellos al desierto de Nitria. Este bienhechor conocía a los monjes por la caridad que derramaban entregando todo lo que poseían entre los más pobres.

Santa Tomáide. M. 486. 
(Tomaida).
Martirologio Romano: En Alejandría, en Egipto, santa Tomáide, mártir.
Mujer de Alejandría, esposa de un pescador, pero su suegro intentó seducirla y al rechazarlo la mató, con la espada. El suegro, se quedó ciego, confesó el delito y fue decapitado. La noticia del glorioso martirio de Tomáide se difundió por Alejandría y el abad Daniel hizo sepultar el cuerpo de la santa en el cementerio de los monjes. 
Pronto las reliquias fueron trasladas a Constantinopla. El aceite de las lámparas encendidas en la tumba fue utilizado como remedio contra las tentaciones carnales.

San Asaco de Elphin. M. c. 490. 
(Asico, Ascico, Tassach). 
Martirologio Romano: En Elphin, en Irlanda, san Asaco, obispo, considerado como discípulo de san Patricio y primer obispo de esta Iglesia.
Es uno de los primeros discípulos de san Patricio; el santo irlandés le nombró abad del monasterio y primer obispo de la diócesis de Elphin, de la que es patrón. Fue un excelente artesano del cobre, algunas de sus obras todavía existen. No se le debe confundir con otro discípulo de san Patricio llamado Tassach. Tiene culto local.

abadía de Fontenelle
San Lamberto de Lyon. M. 688. 
(fr.: Lambert de Lyon). 
Luz de la tierra, país ilustre. 
Martirologio Romano: En Lyon, en Francia, san Lamberto, obispo, que antes había sido monje y abad del monasterio de Fontanelle.
Nació en Francia y fue educado en la corte de Clotario III. Sabio y piadoso monje del monasterio benedictino de Fontanelle, durante el gobierno de san Wandregisilo, a quién sucedió como abad en el 666. Entre sus más distinguidos discípulos, hay que mencionar a san Eremberto y al inglés san Condedo; el primero de estos dos santos renunció al obispado de Toulouse para hacerse discípulo de san Lamberto. 
Elegido arzobispo de Lyon en el 678, al morir su titular, san Genesio. Fue un hombre prudente e inteligente. Las actas de su época no se conservan, de suerte que apenas sabemos algo sobre sus últimos años. Según parece, acostumbraba retirarse, de cuando en cuando, a la abadía de Donzére, que dependía de la de Fontenelle y que había sido fundada por el mismo san Lamberto.

San Juan de Montemarano. M. 1094. 
Dios es misericordioso. El que está en gracia de Dios. Admirable
Martirologio RomanoEn Montemarano, de la Campania, san Juan, obispo, que se dedicó con empeño y pasión a ayudar a los pobres y a la santificación del clero.
Nació en una aldea de Montemarano (Avellino, Italia) llamada San Leonardo en el seno de una familia pobre de campesinos o artesanos. Era sacerdote y monje benedictino cuando, en 1084, sus conciudadanos, habiéndose quedado sin obispo, pidieron al papa san Gregorio VII (que estaba exiliado en Palermo) que lo nombrara obispo de Montemarano. El papa accedió a la demanda, y a fines de ese mismo año Juan fue consagrado en la catedral de Benevento, por el arzobispo de esa ciudad.
Vuelto a Montemarano, el obispo Juan fue acogido con júbilo por sus conciudadanos. El santo se distinguió bien pronto como reformador del clero y como celoso pastor de almas. Se cuenta que él mismo trabajaba los campos para dar de comer a los más pobres. Se recuerdan dos milagros atribuidos a san Juan cuando aun vivía. 
Su cuerpo fue sepultado en al catedral. El 20 de febrero de 1906 el papa san Pío X confirmó el culto inmemorial recibido por san Juan en Montemarano, donde se lo festeja el 14 de abril y el 20 de agosto.

Beata Isabel Calduch Rovira. (1882-1937). 
(Josefina Calduch Rovira). 
La que jura por Dios. Dios conoció. Dios es plenitud. Dios ha ayudado.
Martirologio RomanoEn el pueblo de Cuevas de Vinromá, en la provincia de Castellón de la Región Valenciana, en España, beata Isabel Calduch Rovira, virgen de la Orden de Clarisas Capuchinas y mártir, que en tiempo de persecución contra la fe entregó la vida por confesar a Cristo.
Josefina nació en Alcalá de Chivert (Castellón). Pensó primero en contraer matrimonio y aceptó el noviazgo con un joven de su pueblo, pero sintió la llamada del claustro y ella misma rompió la relación. Profesó en el monasterio de Capuchinas de Castellón de la Plana el 28 de abril de 1901 con el nombre de sor Isabel. Pacífica y amable por temperamento, era una religiosa ejemplar y muy observante. Durante dos trienios fue maestra de novicias. 
Con la llegada de la guerra civil, cerrado su monasterio por fuerza de las circunstancias, se refugió en casa de su hermano sacerdote (que también murió mártir y está beatificado) donde se dedicó a la oración. Fue arrestada el 13 de abril de 1937, vejada, maltratada y fusilada aquel mismo día junto al cementerio de Cuevas de Vinromá. Fue beatificada el 11 de marzo de 2001 por el papa Juan Pablo II.