3 de marzo de 2015

Santos EMETERIO y CELEDONIO. M. c. 298.


(Madir, Miterio, Mutino). De sangre fiera, rechazador
Celedonio: Golondrina. 

Martirologio Romano: En Calahorra, en la Hispania Tarraconense, santos Emeterio y Celedonio, los cuales, estando cumpliendo la milicia en los campamentos junto a León, en la provincia de Galicia, por confesar el nombre de Cristo al inicio de la persecución fueron conducidos a Calahorra y allí coronados con el martirio.



Mártires durante la persecución de Diocleciano y Maximiano Herculeo. No hay muchos datos exactos sobre su vida, pues, como dice el historiador Eusebio, y confirma Prudencio, Diocleciano mandó destruir las Actas de estos los mártires para que no quedase ningún recuerdo.
No se sabe dónde nacieron ni cómo se hicieron cristianos. Bien pudo ser en la misma Calahorra, La Rioja, pues allí se reclutaban soldados para el Imperio. Suetonio lo confirma cuando escribe que el mismo Augusto había elegido calagurritanos para su propia guardia personal.
Soldados ciertamente lo fueron, pertenecientes a la Legio VII Gémina Pía Félix. Tal vez eran hermanos (aunque no consta tal hecho); lo que es indudable es que fueron degollados en el arenal que bañaba el río Cidacos, por negarse a sacrificar a los dioses imperiales. Antes de su muerte permanecieron largo tiempo en prisión, tanto que se dice, les creció mucho el cabello, pero ni las amenazas ni la cárcel ni las torturas menguaron su talante marcial. Según el primer himno del "Peristephanon" de Prudencio, al morir se vio subir por el aire, derechos al cielo, el anillo de Emeterio y el pañuelo de Celedonio, símbolos visibles de su gloria. 
Sus Actas apócrifas las escribió Prudencio, aunque el mejor testimonio de su vida es la breve inscripción que hay en el baptisterio de la catedral de Calahorra: "Aquí dos varones, por el nombre del Señor, sufrieron martirio sangriento, en una muerte gloriosa". 
Santander proviene de Villa Sancti Heetherii, aunque otros autores lo atribuyen a Sant Andrés. Patronos de Calahorra y de Santander y su diócesis. Puede ser el mismo que se venera en el Franco Condado en el departamento de Gard donde dos pueblos llevan su nombre: Saint Emétery y Saint Médier.