4 de marzo de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:


Santos Focio, Arquelao, Quirino y 17 compañeros. s. III - IV. 
20.000 mártires de Nicomedia
(Foción). Iluminado, resplandeciente. Foca
Arquelao: Caudillo del pueblo
Quirino: Lanza. Señor
Martirologio Romano: En Nicomedia, en Bitinia, los santos Focio, Arquelao, Quirino y otros diecisiete, mártires.
El testimonio acerca de estos mártires es muy antiguo y muy bien representado en distintas fuentes orientales; por ejemplo, el “Breviario Siríaco” del 411 inscribe el 4 de marzo a Arquelao, Quirino y Focio, con dieciseis compañeros, decapitados en Nicomedia. Lamentablemente, no es posible deducir de esta inscripción ni de otras semejantes la persecución concreta en la que perecieron. Podría ser la de Decio (mediados del siglo III), que fue importante en la Bitinia; como la de Diocleciano, que también lo fue. Aunque en la mayoría de las inscripciones aparecen los tres cabeza de grupo juntos -Focio, Arquelao y Quirino-, el número de mártires que los acompaña varía tanto como 16 o 17 hasta 152, y en algunos de estas memorias se inscribe también a una mártir, santa Heraidis o Herodías.
Ante la evidente antigüedad del recuerdo, junto con la vaguedad de su contenido, el Martirologio Romano actual ha optado por rescatar lo que es común a casi todas las inscripciones (los tres cabeza de grupo y un número mínimo de compañeros), lo que no implica que en una edición furtura no se llegue a una mayor certeza sobre este punto. En la iglesia de San Esteban, en Bolonia, había unas reliquias de un Arquelao y un Quirino o Cirilo, no identificados en otras persecuciones, pero es imposible saber si corresponden a los conmemorados hoy.

San Basino de Tréveris. M. c. 705. 
(Basín de Tréveris. al.: Basin von Trier). 
Martirologio Romano: En Tréveris, de Renania, en Austrasia, san Basino, obispo, de la familia de los duques del reino de Austrasia, que primero fue monje, después abad de San Máximo de Tréveris, y elevado finalmente a la sede episcopal de la ciudad, aprobó la fundación del monasterio de Echternach, realizada por santa Irmina.
Descendiente de los duques de Austrasia. Abad benedictino de San Maximino de Tréveris, sucedió a san Numeriano como obispo de Tréveris; como tal ayudó a los misioneros ingleses, especialmente a san Willibrordo. Aprobó la fundación del monasterio de Echternach, realizada por santa Irmina de Tréveris. Las diversas inscripciones martirológicas evocan su fama de santidad, especialmente en cuanto a la buena administración de la sede. Murió en su antiguo convento, donde se había retirado en su ancianidad. Tiene culto local.

San Apiano de Comacchio. M. c. 800. 
(Apio, Apuano. it.: Appiano di Comacchio)
Martirologio Romano: En Comacchio, en la provincia de Flaminia, san Apiano, monje, que, enviado desde el monasterio de Pavía, llevó en esta ciudad vida eremítica
Natural de Liguria. Fue monje en la abadía de San Pedro in Ciel d'Oro en Pavía. A sus hermanos dio ejemplo de austeridad, al mismo tiempo de dulzura y caridad. Implacable en las penitencias -las tenía escondidas para no aparecer ostentoso-. Fue administrador del monasterio. Murió como ermitaño en Comacchio. Tiene culto local.

Beato Ruperto de Ottobeuren. M. 1145. 
Famoso
Prior de la abadía benedictina de San Jorge en la Selva Negra; en el 1102, fue nombrado abad de la abadía de Ottobeuren en Baviera; durante 43 años gobernó esta abadía que prosperó y conquistó gran influencia; introdujo la observancia cluniacense. Bajo su gobierno la abadía alcanzó tanta expansión que mereció que se le llamara el segundo fundador de Ottobeuren. Murió con fama de santidad, su tumba fue meta de peregrinaciones por las curaciones milagrosas que se le atribuyen. Sus reliquias reposan en el monasterio en una capilla dedicada a él.