27 de febrero de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:



Santos Julián y Euno. M. 250. 
Libelio de
persecución de
Decio
Julián: Deseo del cielo.
(Cronión). Inteligente. Bien venido, dispuesto
Martirologio Romano: En Alejandría de Egipto, conmemoración de los santos Julián y Euno, mártires. En tiempo del emperador Decio, el primero de ellos, Julián, impedido por su enfermedad de gota, que no le permitía caminar ni estar de pie, se hizo llevar en silla de manos por dos de sus criados para presentarse al juez, y allí, uno de esos criados renegó de su fe, mientras que el otro, Euno, se mantuvo firme en su confesión de Cristo junto con su amo. Conducidos ambos por toda la ciudad montados en camellos, a la vista del pueblo fueron azotados hasta la muerte.
Durante la persecución de Decio, muchos de los ciudadanos de Alejandría, particularmente los ricos y los que ocupaban puestos públicos, apostataron de la fe y sacrificaron a los dioses. San Dionisio, obispo de Alejandría, recordando y deplorando esto en su carta a Fabiano, dice:
“Pero hubo otros que dieron noble testimonio del Reino de los Cielos, permaneciendo firmes como columnas del Señor; el mismo Señor les sostuvo y les dio la fuerza a la medida de su fe. Uno de los más notables fue un hombre llamado Julián, enfermo de gota e incapaz de dar un paso ni de mantenerse en pie. Fue hecho prisionero junto con los dos hombres que le transportaban; uno de ellos renegó inmediatamente; pero no así el otro, llamado Euno o Cronión; él, junto con Julián, después de confesar al Señor, fueron llevados en camellos por toda la ciudad -y tú sabes qué grande es-, sufrieron la flagelación, y finalmente murieron en una inmensa hoguera, ante una multitud de espectadores.”
Besa, un soldado, como parecía que los protegía, fue ejecutado por la muchedumbre, parece que no murió en esta matanza, sino en la de la legión tebana pero de esta manera no lo recoge el actual Martirologio Romano, sino como soldado muerto en Alejandría. 

San Besa. M. 250. 
(Besas).
Martirologio Romano: También en la misma ciudad de Alejandría, san Besa, mártir, que, siendo soldado, intentó contener a los que insultaban a los mártires antes citados, por lo cual fue denunciado ante el juez y, por perseverar en la fe, murió decapitado.
San Dionisio, obispo de Alejandría, en su carta a Fabiano, dice: “Un soldado, llamado Besas, que se hallaba presente y reprendió a la insolente multitud que se apretujaba al paso de los mártires (Julián y Euno), tuvo que sufrir los insultos del populacho; este valiente soldado de Dios, después de mostrar su heroísmo en el gran combate de la religión, murió decapitado.”
El Martirologio Romano anterior mencionaba el 7 de diciembre a un soldado con el nombre de Agatón, que murió en Alejandría durante la persecución de Decio. Como se le hubiese confiado la custodia de los cuerpos de algunos mártires, Agatón prohibió a la multitud que se acercara a profanar y mutilar los cadáveres. La turba les denunció a los magistrados, quienes le condenaron a ser decapitado por haber confesado a Cristo. El P. Quentin O.S.B., ha demostrado que se trata, en realidad de san Besas. En su traducción de la "Historia Eclesiástica" de Eusebio, Rufino omitió el nombre del soldado, y el martirólogo de Ado inventó el nombre de Agatón [que en griego significa, sencillamente, «bueno»].

Santa Honorina. M. 303. 
(Honorina de Graville).
Honorable.
Martirologio Romano: En la región de Rouen, en la Galia, santa Honorina, virgen y mártir.
Una tradición dice que era un virgen galo romana del país de Caux. Mártir de Rouen durante la persecución de Diocleciano. Según la leyenda fue arrojada al río Sena en Tancarville, y su cuerpo fue encontrado en Graville, en el Havre donde fue recogido por cristianos y sepultado en una tumba, que fue el punto de inicio de su culto. Sus Actas se han perdido. 
Otra tradición la dice martirizada en Coulonces, cerca a la actual parroquia dedicada a ella. En el 876, bajo la amenaza de las invasiones normandas, los monjes que custodiaban las reliquias de la mártir las trasladaron más hacia el interior, a la confluencia del Sena con el Oise, depositándolas en la capilla de la fortaleza.
El 21 de junio de 1082, tras el asedio de Conflans y la destrucción del castillo, los monjes decidieron construir una iglesia fuera de los muros, dedicada a santa Honorina, cuyos reliquias fueron solemnemente trasladadas en presencia del obispo de París. 
Santa Honorina es la patrona de los marinos remeros, desde cuando Conflans llegó a ser el puerto de llegada de los remolcadores que trabajaban en los ríos y canales de Francia. Tiene culto local.

San BaldomeroM. c. 660. 
(Baldo, Garmier, Germier, Willebaldo, Winebald. fr. Galmier, Baldomer)
Audaz, valiente, insigne
Martirologio Romano: En Lyon, de la Galia, san Baldomero, subdiácono, hombre dedicado a Dios.
Nació en Lugduni, en Forez en la Galia. Cerrajero o herrero de Lyon, que vivía con una gran piedad; la pequeña fortuna que consiguió, como no estaba casado, ni tenía hijos, adoptó a los pobres como hijos, y les consiguió comida, alojamiento y les regalaba ropa. Fue distinguido por el abad de San Justo, que lo retuvo en su monasterio. Fue dirigido espiritualmente por el abad de San Sulpicio de Lyon, Vivencio, abrazó la vida religiosa, regalando su fortuna a los pobres; la vivió plenamente en el servicio del altar como subdiácono en Lyon hasta su muerte. Por humildad no quiso ser sacerdote. 
Su nombre aparece en todos los martirologios después del siglo VII, sus reliquias se conservaban con veneración en el monasterio de San Justo en Lyon, hasta que fueron dispersadas por los hugonotes en el siglo XVI. Sólo en la iglesia de San Galmier (Loire) se conservan los huesos de su brazo. Patrón de los cerrajeros. 

San Alnoto de Stowe. M. 675. 
(Alnoth).
Era un vaquero que trabajaba para el monasterio de santa Wereburga en Weedon (Northampton). Un día, sin que ninguno fuera culpable, se peleó hasta la sangre con un criado de la padrona; cuando se dio cuenta de su rabia, y por intervención divina, se fue a vivir como ermitaño en un bosque no lejano de Stowe, en el condado de Buckingham en Inglaterra. Fue asesinado por unos asaltantes y venerado como mártir. Fue famoso por su santidad de vida y humildad. Sus reliquias se encuentran en la iglesia de Stowe.

Santos Basilio y Procopio Decapolita. M. c. 741/50.
(Asilio, Bosilio). Rey.
Procopio: El que progresa
Martirologio Romano: En Constantinopla, santos Basilio y Procopio Decapolita, monjes, que en tiempo del emperador León III Isáurico lucharon decididamente en favor del culto a las santas imágenes.
Monjes en Constantinopla. Mártires en Constantinopla, durante el imperio de León el Isaurico. Lucharon para defender las santas reliquias y el culto a las imágenes; por ello fueron sometidos a torturas y encarcelados. Algún autor dice que quedaron libres a la muerte del emperador, otros que murieron mártires. 

San Lucas de Mesina. M. 1149. 
(it.: Luca di Messina).
Lugar en el bosque. Luz
Martirologio Romano: En Mesina, en Sicilia, san Lucas, abad del monasterio del Santísimo Salvador, que seguía la normas de los monjes orientales.
Del Archimandrita -es decir, el Abad superior- san Lucas de Mesina, fundador del monasterio basiliano de San Salvador, del que todo lo que poseemos es el testimonio de su sepulcro en la iglesia de San Juan Bautista en Mesina, que decía: "Aquí descansa Lucas, primer Archimandrita del Monasterio de San Salvador", y que es reconocido en un listado de hombres muertos en fama de santidad. Tiene culto local.

Beato Manuel de Cremona. M. 1298. 
(it.: Emanuele di Cremona).
Dios con nosotros.
Se le identifica con Emanuel de Sescalca, maestro y archidiácono de Cremona y después obispo de la ciudad (1290-1295). Fue expulsado de su sede por discordias intestinas y se refugió en la abadía cisterciense de San Bernardo de Adewerth en Frisia, donde murió.
El hagiógrafo Ughelli dice que era un monje cisterciense que fue obispo de Cremona durante unos pocos meses en el 1270. Se le venera como beato en los calendarios litúrgicos cistercienses.

Beato Guillermo Richardson. (1572-1603). 
(Guillermo Anderson. ing.: William Richardson).
Que quiere proteger. Yelmo voluntarioso
Martirologio Romano: También en Londres, beato Guillermo (William) Richardson, presbítero y mártir, que, ordenado en la ciudad de Sevilla, en España, fue ahorcado en Tyburn, siendo el último mártir bajo Isabel I.
Nació en Gales. Hijo de una familia humilde, sirvió a varios sacerdotes católicos detenidos en las cárceles de Wisbech, y éstos, agradecidos hicieron todo lo posible que, pese a su falta de medios, pudiera ingresar en el colegio inglés de Reims, luego estudió en Valladolid y Sevilla donde fue ordenado sacerdote en el 1594. 
Regresó a Inglaterra, donde ejerció secretamente su misión apostólica durante nueve años hasta que fue apresado por la denuncia de un falso amigo. Fue encarcelado en Newgate y enseguida fue juzgado y condenado por traidor. Fue ahorcado y descuartizado en Tyburn, Londres. En su ejecución mostró gran coraje y constancia, muriendo alegre, para edificación de los presentes. Una de sus últimas palabras fue una oración por la Reina. Fue el último sacerdote católico ajusticiado durante el reinado de Isabel I. Fue beatificado el 15 de diciembre de 1929 por Pío XI.