17 de febrero de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:


San Teodoro "Tyro". M. c. 300. 
Don de Dios.
Martirologio Romano: En Amasea, en el Helesponto, pasión de san Teodoro, soldado, que bajo el emperador Maximiano, por confesar que era cristiano, fue terriblemente azotado, recluido en la cárcel y finalmente quemado vivo. San Gregorio de Nisa cantó las alabanzas de este santo en un célebre elogio.
La leyenda dice que nació en Asia Menor. Enrolado en el ejército romano, era un recluta ("tyro"); Teodoro alcanzó una gran fama en su época tras derrotar a un peligroso dragón (algunos sugieren que era un cocodrilo). Cuando se negó a ofrecer un sacrificio a los dioses alegando que era cristiano, algo prohibido en aquella época, los jueces romanos decidieron darle tiempo para reflexionar; sin embargo, pocos días después Teodoro entró de noche en el templo de Cibeles en Amasea (Turquía) y lo incendió, destuyéndolo por completo. La paciencia de los magistrados se agotó, y Teodoro fue condenado a muerte en la hoguera.
En Oriente es muy venerado como uno de los "tres santos soldados": Jorge, Demetrio y Teodoro. Parece que es el mismo Teodoro “el Capitán”. Desde 1969 su culto se ha limitado a los calendarios locales.  

San Bonoso de Tréveris. M. 373.
(Bonosio. al.: Bonosus von Trier). 
Bondadoso.
Martirologio Romano: En Tréveris, en la Galia Bélgica, san Bonoso, obispo, que, junto a san Hilario de Poitiers, trabajó con celo y doctrina para que en las regiones de la Galia se mantuviese la integridad de la fe.
Sacerdote de la diócesis de Tréveris, fue perseguido por los arrianos en tiempos del emperador Constanzo. En el 353, en el Concilio de Arles, san Paulino, obispo de Tréveris, fue depuesto y enviado al exilio en Frigia porque se puso del lado de san Atanasio de Alejandría, también Bonosio fue arrestado por su fidelidad al santo obispo. Cuando murió san Paulino (358), fue llamado a sucederle como Obispo de Tréveris.
 Trabajó con celo junto con san Hilario de Poitiers, para que se conservara la integridad de la fe en las Galias. Murió en Tréveris. Sus reliquias se veneran en la iglesia de San Paulino en Tréveris. Tiene culto local.

San Benito de Dolia. M. c. 1120. 
(Benito de Cagliari).
Bendecido. Decir bien de alguien
Monje del monasterio benedictino de Montecasino. En el 1095 fue consagrado obispo de Dolia, en Cerdeña (1095-1112) por el papa san Urbano II. Se sabe que donó la iglesia de Santa Maria dell’Arco con las tierras y la viñas, al monasterio de San Saturnino en Cagliari. Al llegar a la vejez renunció al cargo y regresó a su abadía, en donde murió poco tiempo después. Está sepultado en el monasterio de San Saturnino en Cagliari.

San Evermodo de Ratzeburg. M. 1178. 
(al.: Evermod von Ratzeburg).
Martirologio Romano: En Ratzeburg, en Holstein, de Germania, san Evermodo, obispo, que, discípulo de san Norberto en la Orden Premonstratense, se dedicó a evangelizar el pueblo de los vendos.
Nació en Bélgica. Se sintió atraído por san Norberto cuando le oyó predicar y desde entonces fue su discípulo en la Orden premostratense. San Norberto lo nombró abad del convento de Gottesgnaden (Alemania) y estuvo allí hasta 1138. Luego fue abad del convento Magdeburgo. Una vez allí fundó cuatro nuevos conventos: en Havelberg, Jerichow, Quedlinburg y Pöhlde.
En 1154 fue nombrado primer obispo de Ratzeburg; allí convirtió el cabildo catedralicio en claustro premonstratense, y trabajó con los habitantes de las cercanías. Trabajó mucho por la evangelización de los vendos (pueblos eslavos del centro-norte de Europa). Comenzó en 1165 con la construcción de la catedral de Ratzeburg y echó las bases de la futura ciudad. Murió lleno de méritos. Sus reliquias se encuentran en la catedral de Ratzeburg. Benedicto XIII confirmó su culto en 1728.

Beato Matías Shóbara. M. 1624. 
Matías Shóbara Tchizaemon)
Don divino
Martirologio Romano: En Hiroshima, beato Matías Shóbara, quien mientras era guardián en la cárcel fue bautizado por uno de los presos. De camino hacia el lugar del martirio, iba rezando el rosario y explicando a la gente la doctrina cristiana; murió crucificado, después de ser atormentado.
Natural de Aki. Tenía 34 años. Mientras era guardián en la cárcel, fue bautizado por uno de los presos, futuro mártir, el jesuita padre el beato Antonio Ixida. De camino hacia el lugar del martirio, iba rezando el rosario y explicando a la gente la doctrina cristiana; murió crucificado, después de ser atormentado para hacerlo apostatar (17 de febrero de 1624). Antes del martirio, todavía pudo responder a la carta del beato Francisco Tóyama, donde manifiesta sus actitudes martiriales. Fue beatificado el 24 de noviembre de 2008 por Benedicto XVI, en el grupo de 188 mártires japoneses encabezado por el beato Pedro Kibe Kasui

San Pedro Yu Chong-nyu. (1836-1866). 
(Pedro Ryou Tijeng Rioul).
Piedra firme. Roca.
Martirologio Romano: En Pyongyang, en Corea, san Pedro Yu Chong-nyul, mártir, padre de familia, que mientras estaba leyendo los textos sagrados a los fieles que durante la noche se congregaban en el domicilio del catequista, fue apresado y, por su condición de cristiano, azotado hasta la muerte.
Mártir en la ciudad de Pyongyang, en Corea o en Taphyen (cerca de Pyongyang); se había bautizado adulto y estaba casado y era padre de familia. Luchó contra su carácter que era bastante áspero. Mientras leía el Evangelio por la noche en casa del catequista a algunos fieles, fue apresado, llevado ante el prefecto, y fue azotado tan brutalmente que no llegó al juicio final. Tenía 30 años. Su cuerpo fue arrojado al río, pero su esposa recogió el cádaver y le dio sepultura. Fue canonizado el 6 de mayo de 1984, por san Juan Pablo II, con otros 103 mártires coreanos, encabezados por san Andrés Kim.