19 de febrero de 2015

Beato CONRADO CONFALONIERI DE PIACENZA. (c.1290 - 1351).

(it.: Corrado Confalonieri da Piacenza).
De consejo atrevido. Resuelto en el habla

Martirologio Romano: En Neto, en Sicilia, beato Conrado Confalonieri de Piacenza, eremita de la Tercera Orden Regular de San Francisco, el cual, abandonando los atractivos seculares, cultivó durante más de cuarenta años una vida austera de oración y penitencia.

Nació en Piacenza en el seno de una noble familia. Lo que más amaba era la la caza. En el curso de una cacería provocó un incendio en un bosque, para poder cobrar una presa y, fue condenado un vagabundo a muerte; se sintió culpable y cuando se iba a cumplir la ejecución confesó su autoría. Algunos hagiógrafos dicen que fue después de la tortura y muerte del pobre labrador, cuando Conrado, presa de los remordimientos decidió hacer penitencia por su cobardía. Fue condenado a pagar todos los daños quedándose arruinado de tal manera que se vio obligado a pedir limosna. 
Algún autor dice que ingresó en los Terciarios franciscanos en Gorgolara, sin abandonar su estado seglar. Llegó a casarse con Eufrosina. Pero, sus fuertes inclinaciones espirituales le impelian a una vida de soledad y austeridad, hacia el 1331, de acuerdo con su esposa, se retiró a Noto, en Sicilia, donde hizo vida eremítica, y ella ingresó en un monasterio de clarisas. Conrado permaneció en Noto hasta 1333. Pero buscaba mayor soledad. Y lo encontró en Pizzoni, a pocos kilometros de Noto y allí acudía mucha gente, sobre todo en la curación de hernias que se producían en el hospital de San Martín, donde Conrado se volcó en el cuidado de los enfermos. Sus penitencias y virtudes fueron manifiestas, alcanzando el don de profecía y poderes taumatúrgicos. El papa Urbano VIII aprobó su culto el 12 de septiembre de 1625. Patrón de Piacenza.