3 de enero de 2015

Santos TEOPEMPO y TEÓNAS. M. 300.



(Teopempto, Teopento, Teopompo, Topompo)
Enviado de Dios.
(Sinesio)
Poseedor de una mente divina

Martirologio Romano: En Nicomedia, de la provincia romana de Bitinia (hoy Turquía), santos Teopempo y Teónas, que sufrieron el martirio en la persecución llevada a cabo bajo Diocleciano.

Teopempo era obispo de Nertóbriga (hoy Frenegal de la Sierra) Cuando la persecución de Diocleciano se trasladó a Aragón, para burlar las leyes persecutorias, fue alcanzado y quemado en un horno encendido, pero salio indemne, fue de nuevo arrestado y le dejaron sin comer durante 21 días y después le sacaron un ojo, ante su fortaleza, se le pidió al mago Teónas que lo matase con sus hechizos, pero el mago se convirtió con el ejemplo del obispo y al bautizarse tomó el nombre de Sinesio, que también murió mártir como el obispo pero años después. Teopempo murió un 21 de Mayo después de ser decapitado en Almuña o Ricla de Aragón. 
Sus Actas son fantásticas, aunque los dos mártires son históricos. 
Según los Sinaxarios orientales se dice que Teopempo era obispo de Nicomedia. Teopempo fue arrestado en el 304, durante la persecución de Diocleciano y fue sometido a varios tormentos de los que salió ileso. El juez queriendo demostrar que estos milagros podían realizarlos también los no cristianos, llamó al famoso mago Teónas, célebre por sus prodigios. Pero en el reto Teónas fue derrotado y después de declararse vencido pidió adherirse al cristianismo. Teopempo le confirió el bautismo, poniéndole el nombre de Sinesio. Los dos fueron condenados a muerte, el obispo murió decapitado y Sinesio fue enterrado vivo.