12 de enero de 2015

San BENITO BISCOP. (628/9 - 689).


(Bennet. ing.: Benedict Biscop).
Bendecido. Decir bien de alguien

Martirologio Romano: En el monasterio de Wearmouth, en Northumbria (hoy Inglaterra), san Benito Biscop, abad, que peregrinó cinco veces a Roma, de donde trajo muchos maestros y libros para que los monjes reunidos en la clausura del monasterio bajo la Regla de san Benito progresaran en la ciencia del amor de Cristo, en bien de la Iglesia.


Nacido en Northumbría (Inglaterra), y se llamaba Biscop Baducing. Formaba parte de la corte del rey Oswy, cuando peregrinó dos veces a Roma y, a los 21 años, ingresó como benedictino en el monasterio de Lerins, al sur de Francia, cambiando su nombre de Biscop, por el de Benito. 
Después de un tercer viaje a Roma en el 668, el papa san Vitaliano lo envió, junto con san Teodoro de Tarso y san Adrián de Canterbury, a Inglaterra para consolidar la obra evangelizadora de san Agustín de Canterbury. Permaneció aproximadamente dos años en Kent, como abad del monasterio de San Agustín de Canterbury. Entonces emprendió un cuarto viaje a Roma (671) con la intención de perfeccionarse en la regla benedictina, y allí estuvo un tiempo considerable. A su regreso fundó en Northumbría los monasterios de Wearmouth y Jarrow (674-682) del que fue su primer abad, que puso bajo el patronazgo de san Pedro y san Pablo, e importó del continente los mejores artesanos, los mejores libros, los objetos más bellos, todo le parecía poco para el esplendor del culto y la piedad y el saber de sus monjes. 
En el último de sus viajes a Roma (679) llevó a Inglaterra al maestro del coro del Vaticano, Juan, para que enseñase a sus monjes ingleses a cantar, "según el uso romano", introduciendo así el canto gregoriano en la liturgia inglesa primero en la abadía de Wearmouth. En el 685, volvió de nuevo a Roma, de donde trajo más reliquias, objetos litúrgicos y textos de teología. Renunció a su cargo de abad de los dos monasterios. Los últimos tres años de su vida los pasó en cama aquejado de una cruel enfermedad durante la cual se mostró ejemplar y paciente, teniendo en cuenta que se había quedado tetrapléjico. Es uno de los grandes reformadores de la liturgia y de la espiritualidad de la iglesia de Inglaterra. Es el patrón de la congregación de los benedictinos ingleses.