2 de enero de 2015

Beatos GUILLERMO REPIN y LORENZO BÂTARD. M. 1794.


(fr.: Guillaume Repin et Laurent Bâtard)

Martirologio Romano: En la ciudad de Angers, en Francia, beatos Guillermo Repin y Lorenzo Bâtard, presbíteros y mártires, que fueron decapitados durante la Revolución Francesa por su fidelidad a la Iglesia.

Guillermo Repin nació en Thouarcé (Francia). Estudió en el seminario de Angers, donde fue ordenado sacerdote en 1734. Fue coadjutor de la parroquia de San Julián de Angers, y en 1749 fue párroco de San Simpliciano en Martigné-Briand, y además canónigo. Llevó el trabajo pastoral con gran dedicación, ganándose la fama de sacerdote piadoso y celoso dentro y fuera de su parroquia. En 1791, se negó a jurar la Constitución Civil del Clero, y por ello fue expulsado de su parroquia y arrestado y encerrado en el seminario de Angers con otros sacerdotes, a los que sólo a él se le permitió decir misa y dar la comunión, por ser el más anciano. 
Cuando tuvo que prestar el nuevo juramento llamado “Libertad-Igualdad”, se negó y con otros compañeros fueron trasladados a las antiguas escuelas lasalianas, llamadas la Rossignolerie, de donde les sacaron los soldados vandeanos cuando tomaron la ciudad. Siguió al ejercitó, hasta que por edad, determinó esconderse en Mauges. En 1793, fue apresado de nuevo y enviado a Angers, donde fue juzgado y acusado de traición, por lo que fue guillotinado en la plaza del Rallienment. 

Lorenzo Bâtard nació en Chalonnes-sur-Loire, Francia. Párroco de la iglesia de Santa María de Chalonnes-sur-Loire, y ejerció su cargo hasta que en 1791 al negarse a prestar juramento constitucional fue expulsado de su parroquia. Posteriormente fue arrestado y encarcelado hasta que fue liberado por los soldados vandeanos, cae de nuevo en manos de los revolucionarios, que lo llevan a juicio bajo la acusación de traición. Fue guillotinado en la plaza de Ralliement, junto con Guillermo Repín y otras dos víctimas más. Fueron beatificados por Juan Pablo II el 19 de febrero de 1984.