27 de enero de 2015

Beato PABLO JOSÉ NARDINI. (1822-1862).


(al.: Paul Josef Nardini)

Martirologio Romano: En Pirmasens, Alemania, beato Pablo José Nardini, presbítero, fundador de las Hermanas Franciscanas de la Sagrada Familia de Mallersdorf.

Nació en Germersheim (Alemania) en el seno de una familia destructurada, ya que era hijo de madre soltera; por ello fue dado en adopción a unos tios de origen italiano, aunque él jamás olvidó a su madre biológica y cuando fue sacerdote la llamó para que fuera a vivir con él. 
Terminados sus estudios de secundaria, vio cada vez más claramente que tenía vocación al sacerdocio. Por eso, solicitó al obispo mons. Johannes von Geissel que le permitiera ingresar en el seminario de Espira, donde, desde 1841 hasta 1843, estudió Filosofía. Concluidos los estudios de Filosofía, el obispo mons. Nikolaus von Weis lo envió a estudiar la Teología en la universidad de Munich, en la que el 25 de julio de 1846 consiguió el título de doctorado "summa cum laude".
En 1846 recibió la ordenación sacerdotal en la catedral de Espira. En los primeros años, desempeñó su ministerio sacerdotal como vicario parroquial en Frankenthal, prefecto del colegio diocesano y rector de la parroquia de Geinsheim. En 1851 le encomendaron la dificil parroquia de Pirmasens, situada en una zona muy pobre, donde hasta su muerte, gracias a sus dotes humanas y morales extraordinarias, dio un expléndido testimonio de santidad. Es digno de destacar el hecho de que, animado por un gran celo, en junio de 1853 llamó a las religiosas del Santísimo Redentor de Niederborn para que se encargaran de la educación de los niños.
A estas religiosas les encomendó también que prestaran asistencia asidua a los enfermos, sin distinción de clases sociales o de religión. Sin embargo, el trabajo que debían realizar superaba sus escasas fuerzas; por ello, se enfermaron todas y tuvieron que volver a su casa. El padre Nardini las sustituyó con cuatro mujeres jóvenes de la Tercera Orden Franciscana, con las cuales fundó, el 2 de marzo de 1855, la congregación religiosa de las "Franciscanas Pobres", nombre que después se cambió por el de "Franciscanas Pobres de la Sagrada Familia" para que prestaran asistencia asidua a los enfermos, sin distinción de clases sociales ni de religión, así como que se encargaran de la educación de los niños. Murió en Pirmasens lleno de virtudes después de ver la expansión de su Congregación.
A su muerte, la Congregación contaba ya con 220 religiosas y con treinta y cinco casas. Sus restos mortales descansan en la capilla de la casa de la Congregación en Pirmasens. Fue beatificado el 22 de octubre de 2006 en la catedral de Speyer por el obispo de Munich Card. Friedrich Wetter, como legado de SS Benedicto XVI.