19 de abril de 2015

Beatos RAMÓN y JAIME LLACH CANDELL. M. 1937.

Ramón: Que protege por el consejo
Jaime: El que engañará. Suplantador

Ramón Llach (1875-1937). Nació en Torelló (Barcelona). El mayor de los cuatro hermanos religiosos de la Congregación de Hijos de la Sagrada Familia, sacerdote y ecónomo general. Era un maestro consumado, en especial de matemáticas, y había sido director  de prestigio de varios centros del Instituto. Era también eximio literato y fecundo e inspirado poeta. Residía en la casa generalicia de Les Corts.
El domingo 19 de julio de 1936, fue a celebrar la misa en la capilla de las Arrepentidas y, al terminar, ya no pudo regresar al seminario. Refugiado en varias casas de Barcelona,  estuvo también en Gerona. De regreso a Barcelona, trabajó en la Academia Guiu pero, el día 17 de abril de 1937, con su hermano Jaime y la dueña del piso, fueron detenidos en la calle Sepúlveda, 3, y, trasladados a la central de las patrullas. Finalmente fueron encarcelados en el convento-prisión de San Elías; fueron asesinados en la pared del cementerio de Montcada el día 19 de abril. Sus restos mortales no han podido ser encontrados. 

 Jaime Llach (1878-1937). Nació en Torelló (Barcelona). Otro miembro de la levítica familia Llach Candell, sacerdote de la Congregación de Hijos de la Sagrada Familia, vicario y ecónomo del colegio San Ramón de Penyafort de Vilafranca del Penedès. Había sido también ecónomo general del Instituto. Era examinador general. De vasta cultura eclesiástica y civil, destacaba en ciencias y matemáticas. Había formado parte de varias comisiones de estudio. Clausurado el colegio de Vilafranca en mayo de 1936, trabajaba en el colegio de Sant Julià de Vilatorta cuando estalló la revolución. 
Bajó a Barcelona para acompañar a su hermano, Ramón Llach, y siguió su misma suerte. Fueron beatificados el 13 de octubre de 2013 por el papa Francisco.