5 de marzo de 2015

San FOCA "el Jardinero". M. c. 303.


(Focas de Sinope).
Iluminado, resplandeciente. Foca.

Martirologio Romano: En Sinope, en el Ponto, san Foca, mártir, labrador de oficio, que sufrió muchas injurias por el nombre del Redentor.

Vivía en las afueras de la ciudad de Sinope del Ponto, trabajando su huerto; era acogedor, alegre y hospitalario como pocos. Cuando se decretó la persecución contra los cristianos, su vida siguió como siempre, porque uno de sus rasgos principales es la serenidad. Sus verdugos les buscaron, y llegaron a su casa, sin haberle conocido, preguntaron donde podía encontrarlo; él les dijo que se lo traería; pero antes podían alojarse allí mismo. Durante la noche cavó su propia fosa. Al dar su nombre, los verdugos se resistieron a cumplir la orden y él mismo tuvo que animarlos. 
San Juan Crisóstomo escribió su vida. Se le consideró obispo de Sinope (Mar Negro), martirizado durante la persecución de Trajano en el 117. 
Nada más puede decirse con certeza sobre el santo de Sinope, aparte de que vivió en aquella ciudad, fue martirizado y ampliamente venerado. Hay infinidad de datos falsos e inventados, y el nombre de Focas figura en los calendarios en muy diversas fechas. En el anterior Martirologio Romano aparecían tres san Focas, un mártir de Antioquia el 5 de marzo, un san Focas, obispo de Sinope y mártir durante la persecución de Trajano, el 14 de julio, y Focas el jardinero el 22 de septiembre, pero los tres no son sino el mismo, que en el Martirologio Romano renovado quedó inscripto el 5 de marzo. La ciudad de Vienne, en Francia, y muchas partes del Oriente de Europa afirman poseer porciones de sus reliquias.