13 de marzo de 2015

Beata FRANCISCA TRÉHET. (1756-1794).


(fr.: Françoise Tréhet).

Martirologio Romano: En Erenée, de la región de Mayenne, en Francia, beata Francisca Tréhet, virgen de la Congregación de la Caridad y mártir, que se entregó con toda diligencia a la instrucción de los niños y al cuidado de los enfermos, y durante la Revolución Francesa fue guillotinada, completando así su glorioso martirio por Cristo.

Nació en Saint-Mars-sur-la-Futaie (Francia), en el seno de una familia de granjeros. De jovencita ingresó a la Congregación de Hermanas de la Caridad, que se dedicaban la enseñanza de los niños y obras de misericordia. Fue destinada a Saint-Pierre-des-Landes, y pronto fue conocida por sus virtudes. Era de carácter enérgico y muy buena organizadora. 
Cuando llegó la Revolución, una ley del 17 de abril de 1791 impuso que todos los maestros debían jurar la “Constitución Civil del Clero”. Ella se negó y perdió su cargo de maestra, pero continuó ejerciendo como catequista y visitando los enfermos. 
En la escuela tenía como compañera la beata Juana Véron. Ambas fueron detenidas a finales del mes de febrero de 1794. El día 13 de marzo compareció ante la comisión revolucionaria, que la acusó de haber acogido sacerdotes refractarios, de haberse negado a jurar fidelidad a la patria y de haber alimentado y protegido los soldados vandeanos. No quiso alabar la República y dijo que como cristiana ayudaba a todos, porque todos somos hermanos de Cristo. Fue condenada a muerte. 
El 13 de marzo fue guillotinada Françoise Tréhet, de 37 años, y una semana más tarde, el 20, llevada en camilla, lo fue Jeanne Véron, de 27 años. Las dos fueron beatificadas el 19 de junio de 1955 por Pío XII, junto con otras víctimas de la persecución en la diócesis de Laval.