13 de enero de 2015

Santos HERMILO y ESTRATÓNICO. M. 315.


(Hermelo, Hermilio)
Hermilo: Pequeño Hermes. Estratónico: Vencedor de los ejércitos.

Martirologio Romano: En Belgrado en Mesia, en la actual Servia, santos Hermilo y Estratónico, mártires, que bajo el emperador Licinio, después de crueles torturas, fueron ahogados en el Danubio

Hermilo, era un diácono de "Singidunum" (Belgrado), y su siervo Estratónico fueron ahogados en el Danubio (Hungría) durante el imperio de Licinio. Se piensa que el valor de su biografía que no es muy fiable. 
La leyenda leyenda dice que Hermilo fue detenido bajo la acusación de ser cristiano, y enviado a prisión con las mejillas destrozadas. Allí le visitó y consoló un ángel. Conducido después delante del emperador, seis hombres lo azotaron con varas, sin que pareciera sentir dolor alguno. En el tormento, dirigió a Dios una oración, a la que respondió una voz del cielo, prometiéndole el triunfo al cabo de tres días. Al día siguiente le infligieron nuevos suplicios, durante los cuales no cesaba de cantar su felicidad.
Con todos estos prodigios, el carcelero de la prisión, llamado Estratónico, fue ganado para la fe. Denunciado al emperador, fue condenado a los azotes con varas. Encerrado en la prisión, oyó la voz milagrosa que le prometía el triunfo para el día siguiente. Por última vez, Hermilo compareció ante el juez y sufrió nuevos suplicios; y al fin, él y Estratónico fueron envueltos en una red y arrojados al río Danubio.
Tres días más tarde, los cuerpos fueron encontrados en la orilla del río. Los fieles los recogieron y los depositaron en un lugar que está a dieciocho estadios de Singidunum. 
Los dos nombres están inscritos en los menologios griegos el 13 de enero. Entre los latinos se encuentran los dos nombres, inscritos el 13 de enero, en las adiciones de Molano al Martirologio de Usuardo, y de aquí han pasado al Martirologio Romano.