30 de diciembre de 2014

San ANISIO DE TESALÓNICA. M. c. 407.


Martirologio Romano: Conmemoración de san Anisio, obispo de Tesalónica, que vivió en tiempo del emperador Teodosio y a quien los Romanos Pontífices le constituyeron vicario apostólico en Eslavonia, y san Ambrosio lo llenó de alabanzas.

catedral de Tesalónica
Obispo de Tesalónica, Grecia. Fue amigo de san Ambrosio de Milán; vicario apostólico del papa san Dámaso en Iliria y leal defensor de san Juan Crisóstomo. 
En el año 383, fue nombrado obispo de Tesalónica, tras la muerte del anterior prelado, Ascalio; san Ambrosio escribió una carta al nuevo obispo para decirle que había tenido noticias de que era un celoso discípulo de Ascolio, y para expresarle su esperanza de que demostrase ser «otro Eliseo para su Elías». Son muy escasos los detalles que se conocen sobre la vida de san Anisio, pero en la historia de la Iglesia se le toma muy en cuenta, a causa de la actitud del papa san Dámaso, quien le nombró patriarca vicario de la Iliria. Además, los poderes que se le confirieron, fueron renovados por los pontífices san Siricio y san Inocencio I.
San Anisio apoyó siempre con vigor a san Juan Crisóstomo e hizo un viaje especial a Constantinopla para defender su causa contra Teófilo de Alejandría. En el año de 404, Anisio, junto con otros quince obispos de Macedonia, solicitaron al papa Inocencio que emitiese su juicio en la causa por la cual san Juan Crisóstomo había sido exilado de su sede, con la promesa de actuar según su última decisión. San Juan Crisóstomo escribió una carta de agradecimiento a Anisio. Durante el episcopado del santo, tuvo lugar en Tesalónica la espantosa y conocida matanza en el anfiteatro. Las virtudes de san Anisio fueron muy alabadas, tanto por san Inocencio I como por san León Magno.