9 de diciembre de 2014

Beatos RECAREDO DE LOS RÍOS FABREGAT, JULIÁN RODRÍGUEZ SÁNCHEZ y JOSÉ GIMÉNEZ LÓPEZ. M. 1936.


Martirologio Romano: En el lugar de Picadero de Paterna siempre en el territorio de Valencia, beatos Ricardo de los Ríos Fabregat, Julián Rodríguez Sánchez y José Giménez López, sacerdotes de la Sociedad Salesiana y mártires, que, durante la persecución contra la fe, llevaron a término la gloriosa prueba por Cristo

Recaredo nació en Bétera, Valencia en 1893. Su familia era profundamente cristiana y su vocación se manifestó desde niño. Fue alumno del Colegio de Valencia e hizo su profesión como salesiano en 1909. Sacerdote en 1917. Hijo de su tierra, brillaba por la inteligencia, por la capacidad artística y era también un gran orador. Ya en vida se le reconocía santo. 
Director en Villena y en Alicante, sufrió en su propio cuerpo, sonriendo, las violencias de 1931; fue amenazado por un grupo que asaltó la escuela. Aunque los asaltantes hablaban de la necesidad de matarlo o pegarle, él no perdió jamás su sonrisa. Pasó por las casa de Sarriá (Barcelona), Huesca, Campello, Villena, Alicante y Valencia. Se mostraba siempre sereno, también durante el asalto a la escuela y su encarcelamiento. Acompañó y sostuvo al grupo de salesianos hasta el momento de la muerte. Murió fusilado en el Picadero de Paterna. 

Julián nació en Salamanca en 1896. Profesó como salesiano en 1917 y como sacerdote en 1930. Entusiasta del culto y de la educación. Se distinguió por su generosidad en la dedicación al trabajo, gentil y servicial. No queriendo hacer daño a sus benefactores rechazó refugiarse con ellos, se presentó voluntariamente a la autoridad y fue encarcelado. Mártir en el Picadero de Paterna. 


José nació en Cartagena, Murcia, en 1904. Huérfano a los cinco años, estudió en los salesianos de Alicante. Profesó como salesiano en 1925, sacerdote en 1934, volvió a Alcoy, ilusionado con su misión. Trabajó únicamente en Alcoy (Alicante), donde fue muy querido. Con los Ejercicios en Valencia le llegó la prisión y el holocausto. Fue arrestado junto a don Antonio Martín en la casa donde se habían escondido, los dos morirían después en la cárcel. Mártir en el Picadero de Paterna.