27 de diciembre de 2014

Beato FRANCISCO SPOTO. (1924-1964).


Martirologio Romano: En Biringi, Rep. Democrática del Congo, beato Francisco Spoto, religioso y mártir.

Nació en Raffadali (Italia). Tenía un carácter determinado muy acentuado: humilde, tenaz, con gran sentido del deber y de la responsabilidad. En 1951 fue ordenado sacerdote dentro de la Congregación de los Siervos de los Pobres. En 1959 fue elegido Superior General con dispensa de la Santa Sede, pues apenas contaba los 35 años. Se propuso vitalizar la congregación. Consiguió la aprobación de las Constituciones, por parte de la Santa Sede. Lo más  importante abrir una misión en Biringi en el actual República Democrática del Congo. En aquella época el antiguo Congo Belga estaba logrando su independencia, y la seguridad de los misioneros era muy inextable por las continuas persecuciones. En este contexto el Padre Francisco partió para su misión, no sin antes renunciar al cargo de Superior General.
En 1964, con tres hermanos se vió obligao a dejar la misión, vagando sin rumbo e intentando huir de los “simbas” que querían matarlos. Después de innumerables peripecias fueron capturados. Mientras sus compañeros eran liberados, la noche del 11 de diciembre el padre fue atacado por dos guerrilleros, y a causa de los violentos golpes que recibió, quedó paralizado. A partir de aquella noche y hasta su muerte fue transportado en una especie de hamaca, prosiguiendo la fuga para evitar ser capturados nuevamente. El P. Spoto murió el 27 de diciembre después de recibir el sacramento de la Unción, y fue sepultado en las proximidades de la cabaña donde se refugiaba. Sus tres hermanos lograron salvarse y regresar a Italia. Fue beatificado bajo el pontificado de SS. Benedicto XVI en 2007.