11 de agosto de 2015

San RUFINO DE ASÍS. s. IV.


Martirologio Romano: En Asís, de la Umbría, san Rufino, a quien se considera primer obispo de aquella ciudad y mártir.

Mártir en Asís en las primeras persecuciones. Su sarcófago se encuentra en esta ciudad y que da nombre a la catedral de Asís. Se piensa que fue obispo de la ciudad, pero nada hay comprobable. 
Una «passio» escrita en el siglo IX dice que Rufino era obispo de la ciudad del Amasia, en el Ponto, y después de haber convertido al Procóncul, habría arribado con su hijo Cesidio a la región de Marsi, en los Abruzzos. En esta zona habría consagrado una iglesia dejada en custodia a su hijo, mientras que él prosiguió predicando el Evangelio hasta Asís. Pero después de un tiempo fue descubierto por el procónsul Aspasio quien, luego de haberlo sometido a diversos suplicios, lo condenó a muerte por ser cristiano. Rufino murió arrojado al agua con una piedra al cuello. Una antigua tradición dice que murió en el pueblo de Costano, perteneciente a la diócesis de Asís y situado a orillas del río Chiascio. 
Su cuerpo fue trasladado de Costano a Asís y depositado en el mismo lugar donde está erigida la actual catedral. La fecha de celebración fue puesta desde el siglo XI el 11 de agosto. La iconografía del santo es vastísima, especialmente en Asís, y su imagen se encuentra en todas las iglesias de la diócesis. Patrón principal de la diócesis de Asís.