6 de julio de 2015

San PALADIO DE ESCOCIA. M. 432/50. 


Martirologio Romano: En Escocia, conmemoración de san Paladio, obispo, el cual, enviado desde la ciudad de Roma a Irlanda, murió en ese país cuando san Germán de Auxerre luchaba en Inglaterra contra la herejía de Pelagio.

Era un diácono de Roma, o más probablemente de Auxerre. El papa san Celestino I lo ordenó obispo y hacia el 430 le envió a evangelizar la inexperta iglesia de Irlanda y luchar contra la herejía pelagiana. Paladio desembarcó cerca de Wicklow y después de haber tenido algunos pequeños éxitos, fue expulsado de la isla por el rey de Leinster. La tradición dice que Paladio evangelizó Irlanda antes que san Patricio. 
Partió para Escocia donde llegó en el 431. Predicó con gran celo y formó una iglesia considerable. Los historiadores nos cuentan que fue el primer obispo de aquel país y lo llamaron su primer apóstol. Fundó iglesias en Kelleen Cormac, Tigroney y Donard. Murió al poco tiempo en Fordun, la capital del pequeño condado de Mernis cuando comenzaba a evangelizar a los pictos. Los escritores mencionan a santos Serf y Ternán como discípulos de Paladio, y por él consagrados obispos, el primero en Orkney, y el segundo de los pictos. Pero por la cronología del Ulster parece que vivieron más tarde. Su vida fue narrada por san Próspero de Aquitania. Sus reliquias se conservaron con gran devoción, en el monasterio de Fordum.