4 de julio de 2015

San BERTA DE BLANGY. M. 725. 

(fr.: Berthe de Blangy).
Brillante, famosa. Blanca

Martirologio Romano: En Blangy, en la región de la Galia Atrebatense, santa Berta, abadesa, la cual, habiendo ingresado junto con sus hijas Gertrudis y Deotila en el monasterio que ella misma había fundado, pasados unos años se retiró en una celda, donde vivió en completa clausura.

Hija del conde Rigoberto y de Ursana relacionados con los reyes del condado de Kent, Inglaterra. Desde muy pequeña se dedicó a la oración. Se casó a los 20 años con Sigefredo, del que tuvo cinco hijas. En el año 680, de acuerdo con su marido, fundó para ella, sus hijas y, para todos los que tuvieran vocación, una abadía en Artois (Blangy). La cuidó con esmero hasta después de la muerte de su esposo, cuando con sus hijas, Gertrudis y Deotila, se fue a llevar una vida alejada del mundanal ruido, en el monasterio por ella fundado. No esperaban, sin embargo, que su retiro le sentara tan mal al noble Roger de Artois y la razón era el haberle negado Berta la mano de su hija Gertrudis. El rey Thierry de Kent, persona sensata, al ver la actitud del joven, le dijo que Bertha era inocente de cuanto le acusaba y que su hija era muy libre de rechazarle en su proposición matrimonial. Y para evitar que hiciera daño a la madre e hijas, las puso bajo su protección hasta que volvieran a Blagny.
Antes de volver, logró terminar el monasterio Blagny y construyó, además, tres iglesias en honor de los santos de su devoción: san Audomaro y san Martín de Tours. Estableció una observancia regular en su comunidad. Luego pasó el resto de su vida enclaustrada en una pequeña habitación a la que sellaron la puerta, con una ventana que daba a la iglesia y al altar, donde se dedicó exclusivamente a la oración hasta que murió. Este estilo de vida de reclusas perpetuas fue bastante popular en la Edad Media. Tiene culto local.