1 de julio de 2015

Beatos JORGE BEESLEY y MONTFORD SCOTT. M. 1591.

(ing.: George Beesley). Labrador.
(Montfordo, Monfordo. ing.: Montford Scott). Risco.

Martirologio RomanoEn Londres, en Inglaterra, beatos Jorge Beesley y Montford Scott, presbíteros y mártires, que en tiempo de la reina Isabel I, condenados a la pena capital por ser sacerdotes, tras pasar por crueles tormentos consiguieron la palma del martirio.


Jorge Beesley (c.1562 - 1591). Nació en Goosnargh, Lancashire. Estudió en el Colegio Inglés de Reims, donde fue ordenado presbítero en 1587. Regresó a Inglaterra al  año siguiente y ejerció su ministerio en Laton, junto a Lancaster, y en Londres. Aquí fue arrestado en 1590 y llevado a la Torre donde fue sometido a tortura, permaneciendo firme en la fe. Pasó luego a la cárcel de Newgate y fue condenado a muerte.

Montford Scott (c.1550 - 1591). Nació en Hawstead, Suffolk, en el seno de una familia acomodada. Marchó a Douai para hacer los estudios sacerdotales. Cuando todavía era subdiácono, regresó a Inglaterra, donde fue capturado, pero fue absuelto y volvió al continente, donde fue ordenado presbítero en Bruselas, en 1577; regresó a Inglaterra el 19 de junio del mismo año. Muy poco después fue arrestado en Cambridge y trasladado a Londres, con sus libros y pertenencias, por orden del obispo anglicano de la capital. No se sabe muy bien qué pasó y parece probable que lo desterraran, pero el hecho es que regresó enseguida a Inglaterra. Trabajó apostólicamente durante ocho años en la parte oriental de Gran Bretaña, y cuantos le conocían admiraban en él la austeridad y santidad de vida por su continua oración, sus ayunos y su celo apostólico. 
Conocida su presencia y actividad, Topcliffe, el famoso perseguidor de sacerdotes, puso especial empeño en su captura. En 1590 estaba en casa de William Kilbeck, en Hawstead, cuando fue arrestado y enviado a Londres. Ante el juez reconoció ser sacerdote y dijo haber vuelto a Inglaterra por la salvación de las almas. Poco antes de ser ejecutado reafirmó en público su fe y oró por la reina. Uno de los espectadores de su ejecución se convirtió al catolicismo.
Fueron martirizados juntos en Londres el 1 de julio de 1591, en Fleet Street. Llevados hasta allí y ante el patíbulo, los mártires confirmaron su fe serena y firmemente, siendo seguidamente ahorcados, destripados y descuartizados. Fueron beatificados por SS Juan Pablo II el 22 de noviembre de 1987.