21 de junio de 2015

San RADULFO DE BOURGES. M. 866.

(Rodolfo, Raúl, Rolfo. fr.: Raoul de Bourges).
Lobo de fama

Martirologio RomanoEn Bourges, en Aquitania, san Radulfo, obispo, el cual, solícito por la vida sacerdotal, junto con presbíteros de la Iglesia que tenía encomendada recogió textos de los santos Padres y de los cánones para uso pastoral.

Hijo del conde de Cahors. Siendo niño fue confiado al abad de Solignc y, según los historiadores benedictinos, se hizo monje en esta abadía; gobernó varias casas entre ellas la de San Medardo en Soissons. En el 840 fue elegido arzobispo de Bourges; fue el primero en llevar el título de patriarca de Aquitania en el 866. Se le consideraba como uno de los clérigos más sabios de su tiempo, y en todos los sínodos se reclamaba su presencia. Asistió a varios sínodos, el más importante el de Meaux en el año 845 y el de Maguncia en el año 848. En el año 855 corona en Limoges como rey de Aquitania al hijo de Carlos "El Calvo".
Empleó toda su fortuna personal en la fundación y construcción de monasterios para hombres y mujeres. Entre sus abadías más famosos figuran la de Dévres, en Berri, la de Beaulieu-sur-Mémoire, la de Végennes, en la región del Limousin y la de Sarrazac, en Quercy y promovió la cultura y el bienestar público. 
No fue el menor de sus muchos servicios a la Iglesia la compilación de un libro de instrucciones pastorales destinadas a sus clérigos, y fundado en las capitulares de Teodulfo, obispo de Orleans. Su principal objetivo era el de reanimar el espíritu de los antiguos cánones y corregir los abusos. Por entonces se necesitaban con toda urgencia directivas claras y precisas con respecto al tribunal de la penitencia, a fin de remediar los errores provocados por la ignorancia y por la adopción de normas no autorizadas que se atribuían, equivocadamente, a varios santos y maestros famosos. San Raúl actuó con mucha prudencia al someter a la consideración de sus clérigos aquellas instrucciones, antes de dar su libro a la publicidad. Al cabo de algún tiempo, la obra fue olvidada y no volvió a saberse de ella hasta principios del siglo XVII, cuando fue descubierta de nuevo. El escrito demuestra que su autor era muy versado en los escritos de los Padres y en los decretos de los concilios. Tiene culto local.