8 de junio de 2015

Beato ISTVÁN SÁNDOR. (1914 - 1953).

(Esteban Sándor. hun.: Sándor István).
Corona. Coronado de laurel, victorioso

Martirologio Romano: En Budapest, Hungría, beato Sándor Istvan, hermano salesiano y mártir.


István (Esteban) nació en Szolnok (Hungría), en el seno de una familia trabajadora. Estudió en la ciudad y obtuvo un diploma en metalúrgica. Fue admirado por sus amigos, y era alegre, serio y amable. Le gustaba andar con sus amigos y era un líder entre ellos. 
Los franciscanos de su pueblo, viéndole serio y comprometido con su fe, le recomendaron que ingresara en los salesianos... Esteban quiso saber cómo era su futura familia y leyendo el “Boletín Salesiano” llegó a conocer a san Juan Bosco. Inmediatamente se sintió atraído por el carisma salesiano. Habló con su director espiritual, expresándole su deseo de entrar a la Congregación Salesiana. Habló con sus padres sobre ello. No le dieron permiso y buscaron disuadirlo. Pero Esteban terminó convenciéndolos y en 1936 fue aceptado en el Clarisseum, donde hizo el aspirantado de dos años. Inició su noviciado, el que fue interrumpido por el servicio militar.
Hizo sus primeros votos el 8 de setiembre de 1940. Enviado al Clarisseum, inmediatamente empezó a dar cursos técnicos. También era ayudante en el Oratorio, algo que hizo competentemente y con entusiasmo. Apadrinó a los Jóvenes Trabajadores Católicos. Su grupo fue reconocido como el mejor en el Movimiento. Se convirtió en un maestro ejemplar. En 1942 fue llamado nuevamente al frente, y ganó una medalla de plata por su valentía militar. Hizo de las trincheras un oratorio festivo, animando a sus amigos jóvenes al estilo salesiano. Estuvo prisionero de los norteamericanos en Alemania, que en 1945 lo enviaron a casa.
Al finalizar la II Guerra Mundial se involucró en la reconstrucción de la sociedad moral y materialmente, especialmente en el caso de la gente joven pobre, de la que se rodeó para enseñarles algún oficio. El 24 de julio de 1946 hizo su profesión perpetua como Hermano Salesiano. En 1948 obtuvo el título de Maestro de Imprenta. Cuando sus alumnos completaban sus estudios, eran empleados por las mejores imprentas del país y de la ciudad.
Cuando en 1949, el partido comunista stalinista de Mátyás Rákosi se hizo con el poder, se inició un período de persecución a los colegios católicos, así que tuvieron que cerrar. Esteban trabajaba en la imprenta, pero tuvo que escapar y refugiarse en las Casas Salesianas, trabajando bajo un nombre falso en imprentas públicas y continuó su apostolado clandestinamente, a pesar que sabía que su actividad estaba rigurosamente prohibida.
En julio de 1952 fue arrestado mientras trabajaba, y sus compañeros nunca más lo vieron. Un documento oficial certifica el proceso y la condena a muerte por ejecución en la horca el 8 de junio de 1953. En 1990 se comunicó la ejecución, pero su sepultura ninguno sabe dónde está. Fue beatificado el 19 de octubre de 2013, por el papa Francisco.