27 de mayo de 2015

Beatos EDMUNDO DUKE, RICARDO HILL, JUAN HOGG y RICARDO HOLIDAY. M. 1590.


Martirologio RomanoEn la población de Dryburne, junto a Durham, en Inglaterra, beatos Edmundo Duke, Ricardo Hill, Juan Hogg y Ricardo Holiday, presbíteros y mártires, todos los cuales, después de realizar su formación en el Colegio de los Ingleses de Reims, al regresar a su patria fueron condenados a muerte y ahorcados en tiempo de la reina Isabel I, solo por el hecho de ser sacerdotes.

Edmundo Duke nació en Kent el año 1563, en el seno de una familia acomodada de religión anglicana, pero en su juventud conoció el catolicismo y lo abrazó, y seguidamente decidió su vocación sacerdotal marchando a Reims, en cuyo colegio inglés empezó los estudios en 1583. Luego fue a Roma y en 1589 fue ordenado sacerdote. Volvió a Reims, hizo ejercicios espirituales y en marzo de 1590 acompañado de sus tres futuros compañeros de martirio desembarcó en Inglaterra.

Ricardo Hill y Ricardo Holiday eran de la región de York, mientras que Juan Hogg procedía de Cleveland. Los tres habían nacido en 1565. Deseosos de ser sacerdotes, los tres coincidieron en el colegio de Reims, y donde juntos fueron fueron ordenados presbíteros el 25 de septiembre de 1589.
Marcharon los cuatro para Inglaterra y desembarcaron en Tyneamouth, donde había una casa que hospedaba, clandestinamente, a los sacerdotes. Pero para entonces la casa había sido descubierta y eso hizo que los cuatro, sin saber a ciencia cierta dónde estaban, fueran enseguida apresados y enviados a Durham, donde fueron encarcelados. En la cárcel los visitaron varios ministros anglicanos con la idea de convertirlos a su iglesia, pero fue en vano. Sometidos a juicio, se les aplicó el estatuto de Isabel y se les condenó como reos de alta traición. La paciencia, serenidad y fortaleza con que afrontaron la muerte impactaron a algunos de los presentes, entre ellos a cuatro criminales comunes que iban a ser también ajusticiados y que quisieron morir como católicos. También se convirtieron otras personas. Delante del patíbulo les fue ofrecido el perdón si renegaban del catolicismo, pero los cuatro eligieron la muerte antes que traicionar su fe. El 27 de mayo de 1590 fueron ahorcados y descuartizados en Durham, Inglaterra. Fueron beatificados por SS. Juan Pablo II el 22 de noviembre de 1987.