27 de mayo de 2015

San BRUNO DE WÜRZBURGO. M. 1045.

(al.: Bruno von Würzburg).
Quemado. Moreno

Martirologio Romano: En Wurzburgo, de Franconia, en Alemania, san Bruno, obispo, que reconstruyó la iglesia catedral, reformó el clero y explicó al pueblo las Sagradas Escrituras.

Hijo del duque de Carintia, Corado, y primo del emperador Conrado II. Pertenecía a la "capella" regia y a partir de 1027 fue canciller para Italia, y en esta condición acompañó a Roma a Conrado II en 1026; renunció al más brillante porvenir para hacerse ejemplo de sacerdotes. Obispo de Würzburg en Hungría (1034) fue recordado sobre todo como promotor de la construcción de iglesias en toda su diócesis, obra en la que gastó todo su patrimonio personal, así como la reforma del clero. No descuidó sus obligaciones de servicios al emperador al que acompañó a Italia en 1037 y por Alemania en el 1040. En 1042 dedicó muchas horas a conseguir que Inés de Poitou, hija del rey Guillermo de Aquitania, se casara con Enrique III. 
Mientras cenaba con el emperador Enrique III en Bosenburg, cuando se desarrollaba la ceremonia de la investidura de su sobrino Welfardo, en el castillo de la condesa Rihlinde, un día mientras comían, el pavimento se vino abajo: hubo muertos y heridos, entre ellos Bruno. Que murió una semana después, tras una semana de auténtico purgatorio. 
Se hicieron celebres sus comentarios sobre las Sagradas Escrituras en el libro "Expositio in Psalmos", comentando cada salmo, con textos de san Agustín y Casiodoro; "Comentario al Cantar de los cantares"; "Comentario al Padrenuestro". Su cuerpo fue trasladado a la catedral de Würzburgo donde está enterrado. Cuando quisieron canonizarle Inocencio IV avisó: "ni los méritos sin milagros, ni los milagros sin méritos, bastan para declarar santo a un cristiano". Pasó el examen con nota excelente.