26 de abril de 2015

Beato JULIO JUNYER PADERN. (1892 - 1938).

Velloso. Mes de Julio.  


Martirologio Romano: En la aldea de Montjuic, cerca de Girona, en España, beato Julio Junyer Padern, presbítero de la Sociedad Salesiana y mártir, que, durante la persecución contra la fe, alcanzó por el martirio la gloria de la vida eterna.

Nació en Vilamaniscle, Gerona (España). Salesiano desde 1912, sacerdote en 1921. Después de varios destinos ejerció como profesor en Gerona de los estudiantes de filosofía, destacado en literatura y canto gregoriano. Pero había tenido que presenciar la destrucción del seminario salesiano de Campello el 11 de mayo de 1931 y por ello desde la victoria del Frente Popular en febrero de 1936 se esperaba lo peor, y no dejó de manifestarlo a sus superiores. 
El 20 de julio la comunidad salesiana de Gerona se dispersó y Julio marchó a casa de sus padres. En octubre de 1937 pasó a vivir en Gerona en un piso con un coadjutor salesiano hasta que en enero de 1938 fue detenido por haberse encontrado una carta suya en manos de quienes fueron sorprendidos al intentar pasar la frontera. Fue condenado a muerte el 23 de marzo de 1938, por el Tribunal de Espionaje y Alta Traición, que manifestó su odio al sacerdote. La noche antes de su fusilamiento la pasó en compañía de otros salesianos, que pudieron llevarle la comunión, luego de haberse confesado. Fue un tiempo de oración y silencio. Afirmó que moría inocente y ofreció su vida por el bien de la Iglesia y de España. Serenamente preparado, murió fusilado en Montjuic, Barcelona. 
El último salesiano martirizado durante la guerra española no lo fue a manos de un piquete de milicianos que asesinaba sacerdotes y religiosos sin más formalidades: compareció ante un tribunal y fue juzgado y condenado por espionaje y alta traición. Detrás de estos achaques, como se ha probado en la causa de beatificación, estaba el odio religioso. Beatificado el 1 de marzo de 2001 por el papa Juan Pablo II.