17 de abril de 2015

Beato JACOBO DE CERQUETO. (c.1284 - 1367).

(Santiago de Cerqueto. it.: Giacomo da Cerqueto).
El que engañará. Quiera la divinidad defender. Dios recompensa. 

Martirologio Romano: En Perugia, de la Umbría, beato Santiago de Cerqueto, presbítero de la Orden de los Eremitas de San Agustín, que dio ejemplo asumiendo con alegría la enfermedad que le aquejaba.

Nació en el pueblo de Cerqueto, perteneciente al ayuntamiento de Marsciano en Umbría (Perugia, Italia.) en el seno de la familia Cinti. Hacia el año 1284, ingresó en los Ermitaños de San Agustín en Perugia, Umbría. Sobresalió por su obediencia, paciencia y espíritu de piedad. Se nos ha transmitido que fue un religioso de “observancia regular, rigurosa abstinencia, oración asidua, esmerada virginidad”. 
Los historiadores de la Orden agustina le atribuyen, entre otros muchos, un gran milagro: Estaba un día en Misa, cuando el croar de las ranas de un estanque cercano a la iglesia, distrajo la quietud y la devoción de los frailes, entonces el superior le ordenó que hiciera callar a las ranas. Nuestro beato, hizo un gran signo de la cruz, ordenando callar a las ranas y... estas enmudecieron. 
Fue ejemplo para todos en su alegre aceptación del sufrimiento por la enfermedad que le aquejaba. Fue uno de los numerosos agustinos que en el primer siglo de existencia de la Orden vivieron el ideal cristiano con entusiasmo y extrema coherencia. Murió en Perugia, mientras estaba orando delante del altar de María. 
El culto “ab immemorabili” fue aprobado por el papa León XIII el 4 de junio de 1895. En 1956, su cuerpo fue trasladado a Cerqueto. En el nuevo misal agustino del 2012 su memoria se celebra el 31 de octubre, mientras que la Iglesia Universal lo recuerda el 17 de abril.