4 de abril de 2015

Beato GUILLERMO CUFFITELLI. (1309 - 1404).

(Guillermo Gufitelli, de Scicli o Sciacca. it.: Guglielmo di Noto).
Que quiere proteger. Yelmo voluntarioso

Martirologio Romano: En Siclo, de Sicilia, beato Guillermo Cuffitelli, eremita, que, renunciando a la práctica de la caza, pasó cincuenta y siete años en la soledad y en la pobreza.

Nació en Noto (Sicilia), en el seno de una noble familia. Sirvió en la corte del rey Federico, donde tuvo el oficio de armero real. Tenía don de gentes y con su simpatía atrajo la amistad de todos. Un día yendo con el rey de caza, fue herido gravemente por un ciervo, pero invocó la intercesión de santa Águeda y salvó la vida. 
Convaleciente, entró en una profunda crisis espiritual, y queriendo darle un sentido a su existencia, abandonó su vida dedicada a la caza y el deporte; donó su fortuna a los pobres y se vistió como un pobre. Eligió una celda aneja a una iglesia y allí pasó doce años dedicándose a la contemplación y al trabajo manual. Después construyó una ermita dedicada a la Virgen de la Piedad en un bosque en las cercanías de Noto, que se convirtió en un lugar de peregrinación, y donde pudo desarrollar un fecundo apostolado. Fue amigo del beato Conrado Confalonieri de Piacenza y ambos tuvieron grandes y animadas conversaciones espirituales donde se animaban a perseverar en el amor de Dios. Siguió viviendo del trabajo de sus manos y perseverando en la contemplación. Parece que se hizo Terciario franciscano y durante 70 años vivió como ermitaño en Sciacca en Noto, Sicilia, en una total pobreza. Fue beatificado por Pablo III el 9 de abril de 1573. Patrón de Noto.