1 de marzo de 2015

San LEÓN DE BAYONA. (c.865 - c.900).

Hombre audaz, valiente

Martirologio Romano: En la región de Vasconia, san León, obispo y mártir.

Desde Caretan, su ciudad natal, dedicó su vida a las misiones. Ya obispo, dejó dos vicarios en su diócesis de Rouen, con permiso del papa Esteban V; se dedicó a predicar hacia el sur, llegando hasta la baja Navarra donde arremetió contra las devastaciones de los musulmanes. 
Fue sacerdote, o quizás obispo "regionario", es decir, sin sede, destinado a la evangelización de un territorio. La tradición dice que fue acompañado de sus hermanos Gervasio y Eleuterio a predicar el Evangelio en Bayona y en el territorio de Labourd, habitado por vascos.
Los vascos, desplazados de su tierra natal, se habían asentado en las montañas de Vizcaya y en los desiertos del territorio de Labourd. La luz de la fe había llegado a estas tierras en los primeros siglos del cristianismo, pero los estragos de las invasiones la habían casi totalmente oscurecido. León, luego de una peregrinación a Roma y comisionado por el Papa, llegó con sus hermanos a Bayona hacia el año 900.
No es seguro que haya llegado a ser obispo de esta ciudad, pero al menos sabemos que hizo conocer a Jesucristo, y fundó una iglesia bajo la advocación de Nuestra Señora. Su empeño apostólico floreció en la tierra de Labourd, en las Landes, y más allá de Burdeos, y en Vizcaya y Navarra. Las gentes, sobre todo la de Bayona, le atribuyeron prodigios. Y fue martirizado por unos piratas normandos o sarracenos, a quiénes obstaculizó con su predicación; su hermano Gervasio murió con él. Toda esta historia es una leyenda. Sus reliquias se conservan en la Catedral de Bayona, y se le honra como patrono de la diócesis.
Se han conservado dos relato de su vida, pero los dos muy tardíos (siglos XV y XVI), y llenos de datos contradictorios, por lo que es difícil establecer hechos fidedignos más allá de lo mencionado. En muchos santorales se lo presentaba (y se lo presenta aun) como arzobispo de Rouen antes de ser nombrado para la misión en Bayona, pero esta identificación es ficticia y carente de todo fundamento. En Pamplona, Tudela, San Sebastián y Bilbao se celebra la memoria de este evangelizador.