7 de marzo de 2015

San JUAN BAUTISTA NAM CHONG-SAM. (1816-1866).

(Juan Bautista Tjyon-sam, Chongsam).

Martirologio Romano: En Seúl, en Corea, san Juan Bautista Nam Chong-sam, mártir.

Nació en Chungju, Chungcheong-do (Corea) y pertenecía a una familia rica y de la nobleza, era una persona culta y que fue camarero del rey de Corea y mandarín. En estos años estaba establecido en la capital, en Seúl, enseñando chino en la corte, y fue uno de los que se entusiasmó con la posibilidad de dar un giro a la implantación de la fe cristiana en Corea, poniendo en contacto a los misioneros franceses con el gobierno.
En la primera carta que se envió al regente no intervino, pero cuando el asunto quedaba sin contestar, quiso reencausarlo por medio de una segunda carta donde ofrecía la ayuda de los misioneros. Su propio padre, cristiano también, le previno de que podría costarle la vida, como efectivamente fue. Lo cierto es que el regente, al recibir la segunda carta lo llamó, y se mostró complacido e interesado en la propuesta de ayuda, y comprometió a Juan Bautista Nam a que consiguiera la venida del obispo a la ciudad, y sólo cuestionó de la fe cristiana que no tuviera un culto a los muertos.
El obispo san Simeón Francisco Berneux, se presentó en la corte, pero no fue recibido por el regente, manifiestamente anticristiano. Juan Bautista Nam fue atendido con una descortesía que contrastaba enormemente con la buena disposición anterior. Fue arrestado por ser cristiano y padeció horribles tormentos, pues se quería que apostatase por su significación social, y además se esperaba que diera el nombre de algunos cristianos. Fue decapitado por la fe en Nei-Ko-Ri, Seúl a la entrada de la ciudad. Tenía 50 años. Fue canonizado el 6 de mayo de 1984 por san Juan Pablo II.