26 de marzo de 2015

San EUTIQUIO DE ALEJANDRÍA. M. 356.

De buena suerte. Feliz.

Martirologio Romano: Conmemoración de la pasión de san Eutiquio, subdiácono alejandrino, que en tiempo del emperador Constancio, y bajo el obispo arriano Jorge, murió por la fe católica.

Recreación del faro de Alejandría
Eutiquio fue un subdiácono de la iglesia de Alejandría que por su oposición al arrianismo de su obispo Jorge y del emperador Constancio, fue condenado a la esclavitud en la minas, pero murió extenuado en el camino. 
Conocemos este episodio gracias, precisamente, a la obra "Historia de los Arrianos", de san Atanasio. En el capítulo 60 nos cuenta:
«Imitando las salvajes prácticas de los Escitas, se apoderaron del subdiácono Eutiquio, un hombre que había servido honorablemente a la Iglesia, y habiéndole causado heridas en la espalda con un látigo de cuero, casi al punto de muerte, lo obligaron a marchar hacia las minas; y no a cualquier mina, sino a las de Phano, que incluso para los asesinos condenados a muerte son tan duras, que no resisten muchos días. Y cuánto sería de irracional su conducta, que no permitieron ni siquiera que pasaran unas horas antes de que pudiera vestirse, sino que lo enviaron inmediatamente, diciendo: "si lo conseguimos, todos los demás hombres nos temerán, y se pasarán a nuestro partido". Después de un breve intervalo, sin embargo, le fue imposible continuar el viaje hacia la mina a causa de sus heridas, y murió en el camino. Pereció alegre de haber merecido la gloria del martirio.»
Sus compañeros eran otros católicos importantes de Alejandría, cuatro de los cuales fueron flagelados (pero no ajusticiados) por haberle demostrado sus simpatías.