23 de marzo de 2015

Beato PEDRO HIGGINS. (c.1600 - 1642).

(Peter O’Higgins). 
Piedra firme. Roca

Martirologio Romano: En la localidad de Naas cercana a Dublín en Irlanda, beato Pedro Higgins, sacerdote de la Orden de Predicadores y mártir, que, bajo el reino de Carlos I, fue ahorcado sin proceso por su fidelidad a la Iglesia Romana

Nació probablemente en Dublín, Irlanda. Ingresó en la Orden de Predicadores. Sabemos que en 1627 se encontraba en España con un grupo de dominicos irlandeses que allí se encontraban viviendo. En 1630 estaba en Dublín y Naas predicando. Fue prior del convento de Naas, Irlanda y eximio predicador del Evangelio. 
Eran años difíciles en Irlanda, porque se iba preparando un caldo de gran animosidad de los católicos nativos con los protestantes venidos de Inglaterra. El conflicto estalló en 1641, y baste decir aquí que lo que era un alzamiento político de los grupos vernáculos contra el poderío de la Corona de Carlos I, se convirtió en una guerra civil, donde abundó el pillaje, el asesinato indiscriminado, y cada uno culpaba a la otra religión de comandar las mayores barbaridades. Dominada la situación en Naas por el conde de Ormond, protestante inglés, las represalias fueron hacia todos los dirigentes católicos, hubieran sido o no responsables de delitos comunes. 
El beato Pedro fue apresado, y con pretexto de la restauración del orden, se lo condenó a muerte. Sin embargo él mantuvo permanentemente su inocencia respecto de los cargos penales que se le imputaban, y pudo demostrar que se le había ofrecido la libertad si se pasaba al anglicanismo, por lo cual queda claro que la condena fue exclusivamente en odio de la fe católica. Por su fidelidad a la Iglesia católica fue conducido al patíbulo en Dublín donde fue ahorcado. 
La Orden de Predicadores lo celebra el 30 de octubre. Fue beatificado en el conjunto de 17 mártires de la persecución en Irlanda, por el papa Juan Pablo II el 27 de septiembre de 1992.