23 de marzo de 2015

Beato EDMUNDO SYKES. (c.1563-1587).

(ing.: Edmund Sykes). 
Protector de la victoria

Martirologio Romano: En York, en Inglaterra, beato Edmundo Sykes, presbítero y mártir, que durante el reinado de Isabel I fue desterrado por ser sacerdote, y habiendo regresado a Inglaterra de nuevo, fue apresado y ajusticiado.

Parroquia del B. Edmundo Sykes.
Apoteosis de los Sacramentos, en la parte
inferior derecha está representado
el B. Edmundo
Nació en Leeds, Yorkshire. Según parece, fue educado en el colegio inglés de Reims, aunque es posible que haya estudiado antes en Oxford. Fue ordenado sacerdote en 1581, y enviado a la misión inglesa ese mismo año. Trabajó en York, con tanto celo y entrega, que sus fuerzas fallaron y enfermó. Un apóstata, Arthur Webster, aprovechando su debilidad, lo convenció de ir al culto herético, y él en un primer momento asintió y fue. Sin embargo en seguida se arrepintió, y fue encarcelado durante seis meses, y condenado luego al destierro, en 1585.
Se encaminó hacia Roma, en peregrinación penitencial por su caída y pensando ingresar como religioso. Pero una vez allí, entendió que la voluntad de Dios la cumpliría mejor volviendo a la misión, lo que realizó en 1586. Pudo trabajar durante poco tiempo, ya que a los seis meses de su regreso, fue traicionado por su hermano, en cuya casa de Wath se había escondido. Fue confinado en la prisión del castillo de York, juzgado, y condenado por ser sacerdote. 
Dos anécdotas nos han llegado de su estancia en prisión: la primera que una vez se oían ruidos en su celda, como si discutiera con alguien; otro prisionero le preguntó con quién había estado discutiendo, y él le contestó con tranquilidad que se trataba del diablo, que quería inducirlo a la apostasía. La segunda es que era un sacerdote muy devoto y utilizaba frecuentemente cilicios, pero unos días antes de ser ejecutado le declaró a otro sacerdote que no le parecía bien castigar más su cuerpo, ahora que iba a ser glorificado. El 23 de marzo de 1587, acorde con lo habitual, fue colgado, arrastrado y descuartizado en el lugar de Dryburne, junto a Durham, durante el reinado de Isabel I. Fue beatificado por san Juan Pablo II el 22 de noviembre de 1987.