23 de enero de 2015

San ANDRÉS CHONG HWA-GYONG. (1808-1840).


(Andrés Tyong Hwa-gyong). 
VaronílVarón, viril, hombre, valiente

Martirologio Romano: En la ciudad de Seúl, en Corea, san Andrés Chong (Tyong) Hwa-gyong, catequista y mártir, que colaboró con el santo obispo Lorenzo Imbert, haciendo de su casa un refugio para los cristianos y, por esta razón, fue herido cruelmente y estrangulado en la cárcel

Andrés nació en Cheongsan, Chungcheong-do (Corea). Perdió su pequeña fortuna al dejar su tierra natal para dedicarse más libremente a la religión cristiana. Además de sus tareas de catequista, se tomó mucho trabajo para hacer, junto a Andrés Son, un escondite adecuado para el santo obispo Lorenzo Imbert, y realmente lo guardaban en secreto.
Pero Andrés era también muy simple y crédulo, y vinieron de palacio unos funcionarios con cartas que afirmaban que en la corte ya había pasado el furor anticristiano, y que sólo deseaban que el obispo se presentara, para pedirle el bautismo, pero no lo conseguían encontrar. Era un ardid demasiado simple, pero dos neófitos se lo creyeron, y pusieron a los emisarios en contacto con Andrés, quien sin quererlo delató al obispo.
Dos veces fue Andrés prendido por cristiano, y dos veces soltado, considerándolo demasiado simple, sin embargo a la tercera, a fines de 1839, no le valieron ni su simplicidad ni el dudoso "mérito" del servicio involuntario que había prestado al gobierno. Fue torturado durante cinco meses en la prisión, pero su fe mostró una fortaleza inquebrantable, y no consiguieron la apostasía. Roto por los tormentos y cubierto todo su cuerpo de cientos de heridas, terminó por ser estrangulado en Seúl el 23 de enero de 1840. Fue canonizado por san Juan Pablo II el 6 de mayo de 1984.