2 de diciembre de 2014

Santa BIBIANA DE ROMA. M. 363.


Martirologio Romano: En Roma, santa Bibiana, mártir, el papa san Simplicio tituló una basílica en la colina Esquilino que lleva su nombre

Mártir en los primeros tiempos del cristianismo, durante la persecución de Juliano el Apóstata, junto con Dafrosa, su madre; Demetria, su hermana y Flaviano, su padre. Era muy rica, y se le dedicó una basílica en Roma donde tuvo su palacio. Su culto fue muy extendido, pero sobre su vida se desconocen muchas cosas, ya que la leyenda ha impedido adivinar la verdad. 
Según la leyenda el gobernador de Roma, Aproniano, como perdiera un ojo, se lo atribuyo a la magia de los cristianos; en venganza los persiguió a muerte; entre ellos se encontraba la familia de Bibiana; desterró a Flaviano, mató a Dafrosa, y con las dos hijas pequeñas: Demetria y Bibiana, quiso que apostatasen. Demetria murió después de terribles tormentos, otros autores dicen que murió en los peldaños del tribunal antes que los verdugos la tocasen, y Bibiana murió flagelada después de defender su virginidad. 
Esta historia es pura leyenda y su culto desde 1969 solamente se celebra en su basílica del Esquilino en Roma.