26 de diciembre de 2014

San ZÓSIMO. Papa (417-418). M. 418.


Martirologio Romano: En Roma, en la vía Tiburtina, junto a san Lorenzo, sepultura del papa san Zósimo.

Era natural de Grecia. Sucedió en el papado a san Inocencio I. Su breve pontificado fue signado de un alto concepto de la autoridad papal, por una cierta falta de tacto que le crearon incomprensiones, sobre todo entre el episcopado galo y africano. 
Al día siguiente de subir al pontificado, intervino en la Galia en favor del obispo de Arles, Patroclo, que pretendía que se nombrase a su ciudad la sede más importante y antigua de la Galia, con lo cual sería sede primada; el Papa lo apoyó y así se lo hizo saber a los obispos, esto motivo las protestas de algunos obispos galos, que fueron destituidos por el pontífice.
Se enfrentó a los obispos africanos, por considerar que erraban a condenar a los pelagianos, ya que se habían retractado y arrepentido Pelagio y Celestino. Luego se dio cuenta que no había sido así y escribió una carta apostólica “Epístola tractoria” en la que condenó enérgicamente la herejía pelagiana. 
Su muerte prematura impidió que se crease un grave conflicto en la Iglesia, por su actitud intransigente con el clero romano. Le sucedió san Bonifacio I. Está enterrado en la basílica de San Lorenzo de Roma.