12 de diciembre de 2014

OTROS SANTOS DEL DÍA:


San Espiridión de Tremitus. M. c. 348. 
Martirologio Romano: En la isla de Chipre, san Espiridión, obispo, auténtico pastor de ovejas, cuyas gestas admirables estaban en boca de todos.
Pastor que, fue elegido obispo de Tremithonte en Chipre, su ciudad natal. Durante la persecución de Diocleciano y Galerio Maximiano fue condenado a la perdida de un ojo (otros escritos afirman que la pérdida del ojo fue en su juventud por que se le clavo accidentalmente la punta de una aguijada) y a trabajos forzados en las minas; pero se afirma que sobrevivió a las persecuciones y que fue uno de los venerables "confesores de la fe" presentes en el concilio de Nicea, donde se opuso enérgicamente al arrianismo, aunque su nombre no aparezca en la lista de los firmantes. Participó en el concilio de Sárdica (343). 
Su leyenda lo presenta como un gran taumaturgo. Habría hecho brotar de las llamas un chorro de agua y convertido en oro a una serpiente, para que los campesinos pudieran comprar semillas para la siembra. También se dice que, con su discípulo san Trifilio, curó de una enfermedad al emperador Constantino. Patrón del Heptaneso, (las siete islas jónicas) y sobre todo de la isla de Corfú. 

San Corentino de Quimper. M. c. 453. 
Martirologio Romano: En Quimper, de la Bretaña Menor, san Corentino, venerado como el primer obispo de esta ciudad.
Uno de los primeros santos bretones autóctonos. Ordenado sacerdote por san Martín de Tours, quien lo consagró como el primer obispo de Quimper-Odets, en Bretaña, y que adoptó el nombre de Quimper Corentin; anteriormente había sido recluso en Plomodiern y ermitaño en el promontorio de Lizard en el pueblo de Cury por él fundado. Varias leyendas narran la historia de un pez que cada día le cedía una parte de su cuerpo para alimentarse pero siempre permanecía vivo. No se está seguro de su existencia. Tiene culto local en Quimper, como uno de sus patrones y que da nombre a la catedral de la diócesis.

Santa Eadburga de Thanet. M. 751. 
Pertenecía a la familia real de los Thanet en Kent, Inglaterra. Fue discípula de santa Mildreda y probablemente la sucedió como abadesa benedictina de Minster-in-Thanet en el 716. Fue amiga de san Bonifacio de Maguncia, al que conoció después de una peregrinación a Roma, y al que ayudó enviándole libros, manteles para el altar y otros dones; construyó una nueva iglesia para la abadía de Minster.  

Pribyslava. Beata. s. X. 
Hermana de san Wenceslao de Bohemia. Se casó con el duque de Croacia, entonces sometida a Bohemia. Durante  su matrimonio vivió una vida muy devota y después de la muerte prematura de su marido, ingresó en el monasterio benedictino de San Jorge dentro del castillo de Praga.
Estuvo presente en la inhumación del cuerpo de su hermano desde la tumba original en el castillo de Praga al cementerio de San Vito. Pribyslava pasó su vida en Jablonné y Podjestédi, donde fue enterrada en la iglesia a los pies del monte Kratina. En la etapa barroca era llamada “beata” en los santorales bohemos aunque nunca ha sido reconocida como tal oficialmente.

San Simón Phan Dác Hòa. (c.1790 - 1840). 
Martirologio Romano: En Hue, de Annam, san Simón Phan Dác Hòa, mártir, el cual, siendo médico, padre de familia y eximio por la caridad, reinando el emperador Minh Mang fue apresado porque había hospedado a unos misioneros, y consumó el martirio con la decapitación después de haber soportado cárceles y flagelación.
Nació en Mai-Vinh, Vietnam, en el seno de una familia pagana; muerto su padre lo adoptó una familia cristiana de Nhu-Ly. Se bautizó a los 12 años. Era médico, se casó y tuvo 12 hijos, llegó a ser jefe de su aldea. Tuvó una gran caridad hacia los pobres; trabajaba para la Sociedad de Misiones Extranjeras de París. 
Velando por la seguridad de sus hijos, no albergaba sacerdotes en su casa pero en una ocasión fue arrestado mientras buscaba un refugio al padre Delamotte. Sufrió toda clase de tormentos. Fueron a visitarlos su familia y algún misionero que le llevó la comunión, pero temiendo por la seguridad de la familia les pidió que no fueran a visitarlo más. Fue decapitado en Nhu-Ly, por la fe, después de crueles torturas y ante la insistencia de que se salvara pisando el crucifijo, pidió que no le insistieran más, pues era para nada ya que no se apartaría nunca de la fe. Entonces fue decapitado. Fue canonizado el 19 de junio de 1988 por el papa Juan Pablo II.

San Valerico de LeuconayM. c. 622. Abad. (Ver) 1 de abril.