10 de diciembre de 2014

Beato MARCO ANTONIO DURANDO. (1801-1880).


Martirologio Romano: En Turín, del Piamonte, en Italia, beato Marco Antonio Durando, presbítero de la Congregación de la Misión, que fundó la Congregación de las Hermanas de Jesús Nazareno, para cuidar enfermos y jóvenes abandonados.

Nació en Mondoví, en el seno de la ilustre familia de los Durando. A los 15 años manifestó su deseo de marchar de misionero a China y por ello ingresó en la Congregación de la Misión y fue ordenado sacerdote en 1824. Durante cinco años permaneció en Casale Montferrato y después, desde 1929 hasta su muerte, en la casa de Turín, de la que fue superior. En lugar de ir a China, su destino fueron las misiones populares, en las que expresó la pasión misionera del anuncio de Cristo. Sostuvo y difundió la recién nacida obra de la Propagación de la Fe.
En 1837 fue nombrado visitador, cargo que conservó hasta su muerte, e inauguró el colegio Brignole-Dale para las misiones extranjeras con el objetivo de formar sacerdotes para las misiones ad gentes. La preocupación por los pobres fue la otra cara de su pasión misionera. Dirigió con sabiduría la vida de su Congregación; trajo a Italia las Hijas de la Caridad y promocionó numerosas obras de misericordia. En 1865 cofundó (junto con la sierva de Dios Luisa Borgiotti) la Congregación de las Hermanas de Jesús Nazareno para atender a los enfermos a domicilio y amparar a la niñez abandonada. Murió en Turín. SS. Juan Pablo II lo beatificó el 20 de octubre de 2002.