16 de diciembre de 2014

Beato EVERARDO DEL FRIULI. M. 865.


Martirologio Romano: En Cysoing, de la región de Artois, en la Galia, san Everardo, que, siendo duque de Friuli, fundó este monasterio de canónigos regulares, en el cual fue sepultado algunos años después de su muerte.

Marqués del Friuli, en tiempos de Carlomagno y sus sucesores. Hombre culto y de gran corazón. La leyenda dice que su familia fue convertida al cristianismo por san Bonifacio de Maguncia, y éste, antes de ser martirizado, había regalado a la abuela de Everardo su cayado de peregrino. La abuela cuando supo que san Bonifacio había sido martirizado clavó el cayado en la tierra y se convirtió en un árbol. 
Everardo se casó con santa Isberga de Frisia, hija de Ludovico Pío, de la que tuvo cinco hijos y tres hijas, y adoptó como hija a su sobrina, Thiadildis. Fue investido, por el emperador, como Marqués del Friuli. En el 842, Lotario quiso salvar la integridad del Imperio, con un acuerdo entre sus hermanos y bajo la base de una división territorial. Para esta importante misión, eligió como embajador a Everardo, su cuñado. Everardo combatió contra los enemigos externos del Imperio: eslavos, normandos, y en Italia, a los sarracenos. Fue un gran general, diplomático, político y estudioso. 
Según cuenta la leyenda, una noche, sucedió un milagro en el bosque, que indicaba la voluntad divina que se construyera un monasterio y en aquel emplazamiento, Everardo construyó la iglesia y el monasterio de Fleckenhorst. Beata Isberga se trasladó allí con varias doncellas, y Thiadildis fue su primera abadesa. Everardo les cedió las dos terceras partes de su fortuna y regaló el último tercio al monasterio de Fulda, donde el mismo pasó resto de su vida como monje. Pero realmente murió en Musiestro, cerca de Treviso. Honrado por el pueblo como santo aunque en la realidad no ha sido nunca canonizado.