1 de diciembre de 2014

Beato CASIMIRO SYKULSKI. (1882-1941).


Martirologio Romano: En el campo de concentración de Auschwitz, cerca de Cracovia, en Polonia, beato Casimiro Sykulski, presbítero y mártir, que, durante la guerra, por mantener con fortaleza la fe ante los perseguidores de la Iglesia, fue fusilado.

Nació en Konskie. En su adolescencia ingresó en el seminario diocesano de Sandomierz, y fue ordenado sacerdote en 1905. Pasó tres años trabajando en las parroquias de Radoszyce y Wierzbica y luego se trasladó a San Petersburgo en cuya academia se doctoró en Teología. Vuelto a su diócesis, trabajó como capellán militar durante la I Guerra Mundial. Fue elegido diputado de la Dieta de la República durante dos legislaturas. El Papa lo hizo camarero secreto. En 1928 fue nombrado canónigo del cabildo de San Martín en Opatów. En 1929 se le nombro párroco de Konskie y arcipreste de su partido, cargo en el que se acreditó por su celo apostólico y entrega en obras sociales. 
Declarada la II Guerra Mundial atendió a sus víctimas tanto en lo material como en lo espiritual. Fue arrestado dos veces antes de que en 1941 fuese detenido y llevado a la prisión de Radom, luego en un vagón de ganado y por fin llevado al campo de concentración de Oswiecin-Auschwitz, Alemania (hoy Polonia). Por órdenes del tribunal de Radom, fue fusilado en el campo. Sacerdote ejemplar, de intensa espiritualidad y gran capacidad de acción, su entrega a los demás le valió el odio que finalmente lo asesinó.