5 de noviembre de 2014

San GERALDO DE BÉZIERS. (c.1070 - 1123).



Martirologio Romano: En Beziers, de la Galia Narbonense, san Geraldo, obispo, varón de admirable honradez y sencillez, al que, siendo canónigo regular, se le obligó a aceptar el episcopado, en cuya dignidad fue aún más humilde.


Nació en la aldea de Puissalicon (departamento de Hérault, Francia), y, como prematuro, no fue muy bien recibido. Fue bautizado de apuro, por inmersión, como era entonces costumbre. Una vez que aprendió a leer y escribir, el muchacho entró, antes de 1085, entre los Canónigos Regulares de San Agustín, en el Priorato de Cassan (en la actualidad la ciudad de Roujan, en el departamento de Hérault). Gracias a algunas cartas firmadas por él, puede seguirse su vida clerical y religiosa: diácono en 1094, presbítero en 1101, y fue sin duda elegido como prior entre el 4 de mayo de 1105 y el 9 de agosto de 1106.
Como prior, Geraldo dio un poderoso impulso a la vida canónica de Cassan: el número de canónigos se acrecentó, mientras que, siguiendo su ejemplo, desarrollaron una ferviente vida espiritual y de mortificación. Al mismo tiempo reconstruyó el claustro y la iglesia. Fundó también una nueva hospedería, en las afueras del recinto.
En 1122, se le obligó a aceptar ser obispo de Béziers (Francia); gastó todas sus rentas para ayudar a los pobres de la diócesis. Ejerció el episcopado con una gran humildad, honradez y sencillez. Su episcopado fue lamentablemente muy breve, ya que murió de hidropesía el lunes 5 de noviembre de 1123. Su cuerpo fue depositado en la Colegiata de Santa Afrodisia.