13 de noviembre de 2014

Santa AGUSTINA PIETRANTONI. (1864-1894).


Martirologio Romano: En Roma, santa Agustina (Livia) Pietrantoni, virgen de la Congregación de las Hermanas de la Caridad, que se dedicó en el hospital del Santo Spirito con cristiana misericordia al cuidado de los enfermos y murió apuñalada por un enfermo lleno de furia homicida

Nació en Pozzaglia Sabina en Tívoli y se llamaba Livia, en el seno de una familia de campesinos. Desde su infancia tuvo conciencia de la vida religiosa y fue generosa con todos los que le rodeaban. Trabajó en el campo y cuidó los animales. Con siete años trabajó con otros niños en la construcción de la carretera de Orvinio-Poggio Moiano y después iba en invierno a Tívoli para recoger la aceituna. 
Se hizo religiosa de la Caridad de santa Juana Antida Thouret para servir a Dios y a los enfermos en Roma en 1886 y fue trasladada a la casa generalicia. Cuando tomó el hábito cambio su nombre por el de Agustina. Trabajó en el pabellón de tuberculosos del hospital del Santo Spirito de Roma, que en aquellos momentos era hostil a la religión, se quitaron los crucifijos, se expulsaron a los capuchinos y se prohibe a las religiosas hablar de Dios. Agustina no obedece estas órdenes y con su ejemplo y sus palabras irradián evangelio. Cuando los pacientes, muchos de los cuales venían directamente de la cárcel, la frustraban, escribía cartas a María y las “echaba al correo” detrás de un cuadro que había fuera del pabellón. Llegó al hospital un delicuente llamado José Romanelli que a pesar de las atenciones de Agustina, la amenazó de muerte. Fue apuñalada por él, y ella no quiso huir; sus últimas palabras fue pedir piedad para él. Fue bcanonizada por SS Juan Pablo II el 18 de abril de 1999.