8 de noviembre de 2014

San GODOFREDO DE AMIENS. (1066-1115).


Martirologio Romano: En Soissons, de Francia, muerte de san Godofredo, obispo de Amiéns, que, educado en la vida monástica desde los cinco años, padeció mucho por remediar las luchas en la ciudad entre los señores y los plebeyos, y por la reforma del clero y el pueblo.

Nació no lejos de Soissons en el seno de una noble familia. Ingresó en la abadía premostratense de Monte San Quintín. Abad benedictino de la abadía de Nogent-sous-Coucy (Champagne), se distinguió no sólo por su preparación doctrinal y espiritual, sino por su integridad moral. Destacó como abad en su modo prudente de perfección. Logró elevar y transformar la vida monástica e hizo de la abadía un notable centro espiritual, que atrajo numerosas vocaciones.
Fue consagrado obispo de Amiens en 1103. Era un prelado rígidamente austero, ya sea consigo mismo que con los demás. Restableció en su diócesis la paz y quiso aplicar la disciplina a sus clérigos, aunque por ello intentaron envenenarlo. Sintiéndose acosado y sin apoyo, huyó hacia la Trapa de Chartreuse (1114) para dedicarse a la oración en la soledad. Sin embargo, al localizarlo (1115) se le obligó a reintegrarse a atender su diócesis; y continuó solucionando problemas con prudencia y justicia. 
Combatió toda su vida la simonía y la incontinencia. Murió durante una peregrinación a la iglesia de Santos Crispino y Crispiniano, de los que era devoto. Murió en la abadía de Saint Crépin de Soissons. El san Gottfried alemán, es una duplicación.