26 de noviembre de 2014

San BELINO DE PADUA. M. 1151.


Martirologio Romano: En el lugar llamado Fratta Polesine, en el territorio de Rodigo, en la región véneta limitando con Venecia, muerte de san Belino, obispo de Padua y mártir, defensor eximio en Iglesia, que cruelmente malherido por unos sicarios, murió a consecuencia de las lesiones recibidas.

Nació en el lugar llamado Fratta Polesine, en el territorio de Rodigo (Veneto), en el seno de la familia paduana de los Bertaldi. Desde que fue ordenado presbítero se puso al lado del Papado que luchaba, por aquel entonces contra el derecho de investidura de los emperadores. 
Obispo de Padua; fue eminente por su santidad e ingenio. Se dedicó en cuerpo y alma en defender la reforma gregoriana. Procuró recuperar los bienes de las iglesias y monasterios que se habían perdido durante la lucha entre Papado e Imperio. Defendió su posesión jurídica y además, en lo que fue posible, consiguió más bienes; se distinguió por su independencia feudal y procuró tratar directamente con las distintas parroquias. Favoreció el desarrollo parroquial con el nombramiento de párrocos dedicados a la cura de almas en sus distritos. Promovió la unión de estos sacerdotes en la Fratelea capellanorum. Durante su episcopado, y gracias a su influencia, surgieron las primeras escuelas, se multiplicaron las emancipaciones de los siervos de la gleba, no solamente de los feudos episcopales sino también de los señores feudales. 
Su energía demostrada en defensa de los derechos de la Iglesia le atrajo la animadversión de algunos potentados. Mientras viajaba hacia Roma, en el bosque de Fratta Polesine fue asesinado por unos sicarios a sueldo de la familia paduana de los Capodivacca. Está enterrado en la basílica de San Bellino en Padua.