7 de noviembre de 2014

OTROS SANTOS DEL DÍA:



San Prosdócimo de Padua. M. c. 100. 
Martirologio Romano: En Padua, de la región de Venecia, san Prosdócimo, a quien se tiene por el primer obispo de esta Iglesia.
Santo oriental. Primer obispo de Padua y evangelizador del Véneto. Se dice que fue enviado del mismo san Pedro. La leyenda empaña la vida de este obispo. Un falso documento medieval dice que santa Justina de Padua, fue convertida y bautizada por san Prosdocimo. Patrón de Padua. 

San Prosdócimo de Rieti. s. II. 
Discípulo de san Pedro y primer obispo de Rieti. Es el fundador de la diócesis de Rieti. El santo figura en el calendario propio de la diócesis, aprobado por la Santa Sede.
En un antiguo manuscrito, conservado en la abadía de Farfa está escrito: “el primer obispo de Sabina fue san Lorenzo, sirio de nación, el cual consagró tres iglesias construidas por san Prosdócimo a la Beatísima Virgen. La primera en la ciudad de Curi, metrópoli de Sabina; la segunda en Ponte Celio (Ponticelli); la tercera en Villa, donde están los Huertos Salustianos”. Hay que decir que todavía hoy las tres iglesias citadas forman parte de la diócesis de Sabina y no de la de Rieti. 

San Amaranto. M. 251. 
Martirologio Romano: En Albí, de Aquitania, conmemoración de san Amaranto, mártir
Mártir en Albí (Francia), durante la persecución de Decio. La historicidad de su martirio está confirmada por san Gregorio de Tours. 

San Atenodoro de Neocesarea. M. 269. 
Martirologio Romano: En Neocesarea, del Ponto, san Atenodoro, obispo, hermano de san Gregorio Taumaturgo, que fue tan aventajado en las letras divinas, que, pese a su juventud, se le consideró digno de ejercer el ministerio episcopal
Natural de Neocesarea en Capadocia, era hermano de san Gregorio el Taumaturgo; allí estudió abogacía y letras. De camino para perfeccionar sus estudios en Beirut desembarcó en Cesarea de Palestina; donde escuchó a Orígenes. Se entusiasmó por la Filosofía y Teología, y allí recibió el bautismo; después de su conversión fue elegido obispo y rigió una sede en Ponto de la cual no conocemos el nombre. Fue martirizado durante la persecución de Aureliano.  

Santos Melasipo, Antonio y Carina. M. 360. 
Antonio era el hijo de Carina y Melasipo. Los tres fueron martirizados en Ancira, durante la persecución de Juliano el Apóstata. Los padres murieron en la tortura y el niño fue decapitado.

sarcófago-relicario de
san Baldo
San Baldo de Tours. M. c. 552.
Martirologio Romano: En Tours, de Neustria, san Baldo, obispo, que distribuyó en limosnas para los pobres el dinero que le había dejado su predecesor.
XVIº Obispo de Tours (Francia), que según san Gregorio de Tours, fue doméstico y referendario del rey Clotario I y había tenido mujer e hijos. Fue elegido obispo en el 546, quizás fuera viudo, distribuyó a los pobres el oro que le había dejado su predecesor en instituyó la “mensa canonicarum”, para el clero de la catedral de Tours. Cuando murió fue sepultado en la basílica de San Martín de Tours y actualmente sus reliquias reposan en la iglesia de San Urso. 

San Florencio de Estrasburgo. M. c. 693. 
Martirologio Romano: En Estrasburgo, de Burgundia, conmemoración de san Florencio, obispo, sucesor de san Arbogasto.
Salió de Irlanda, su patria, para evangelizar Alemania. Remontando el Rin, atravesó la Selva Negra y predicó a los paganos de Alsacia y Lorena. El rey Dagoberto, lo ayudó a construir un monasterio en Nieder-Haslach. 
En el 678, fue consagrado 7º obispo de Estrasburgo, sucediendo a san Arbogastro. Como llegaron numerosos monjes irlandeses Florencio les construyó un monasterio dedicado a Santo Tomás Apóstol, en las afueras de Estrasburgo. Su vida está plagada de leyendas. Sus reliquias se conservan en Nieder-Haslach, cuya iglesia está puesta bajo su advocación. 

San Lázaro "Estilita". M. 1054. 
Martirologio Romano: En el monte Galesio, cercano a Éfeso, en Asia, san Lázaro, estilita, que en diversos lugares vivió muchos años sobre una columna, cargado además de hierros y cadenas, y contento, con sólo pan y agua, con esta forma de vida tan austera, atrajo a muchos fieles.
Nació en el seno de una familia muy cristiana de Éfeso, que lo encomendó a un sacerdote para que le enseñara las Escrituras. Se entregó a la contemplación y a las prácticas ascéticas más extremas. Luego marchó a Tierra Santa y allí se retiró en el monasterio de San Sabas. De regreso en Éfeso, después de algunos años, el Metropolita le pidió que moderara su vida ascética en la que volcó su gran deseo de imitar la Pasión de Cristo. Renunció a las mortificaciones excesivas de índole externa para adentrarse en la mortificación y edificación del hombre interior. 
Siguió la forma ascética de los estilitas en el monte Galesio, cerca de Éfeso, y durante 20 años vivió sobre una columna, cargado con pesadas cadenas de hierro, alimentándose sólo de pan y agua, durísima forma de vida con la que atrajo muchos fieles. Recibió el don de la profecía y la clarividencia.

Lucía de Settefonti. Beata. s. XII. 
Religiosa camaldulense en Santa Cristina de Settefonti en Bolonia. Existe sobre ella una leyenda, que dice, que un joven se enamoró de ella, sin verla, sólo sintiéndola cuando se acercaba a escuchar la misa desde las ventanas del convento; ella al darse cuenta que era observada cerró la ventana para siempre. El joven enamorado, se marchó y fue apresado por los sarracenos, y cuando le pusieron en la tesitura de abjurar de su fe o morir, se acordó de la castidad de aquella monja e invocó su nombre, en ese mismo instante las cadenas se cayeron, y los musulmanes al ver aquel prodigio le dejaron libre. Este hombre al volver a Bolonia, con las cadenas rotas, supo que ella había muerto y consiguió su reconocimiento de santidad. Los camaldulenses la veneran como la fundadora de la rama femenina de la Orden.   

San Pedro Wu Guosheng. M. 1814.
Martirologio Romano: En Zunyi, provincia de Guizhou, en China, san Pedro Wu Guosheng, catequista y mártir, que fue estrangulado por su fidelidad a Cristo.
Era un mesonero chino que después de su conversión (1796), fue catequista e instruyó a muchas personas; abandonó su profesión para dedicarse por entero a la evangelización. Llegó a bautizar a unas 600 personas. Fue estrangulado en Tsen-Fou (China) por negarse a apostatar. Es el protomártir seglar de la persecución china. Fue canonizado por SS Juan Pablo II el 2 de octubre del 2000.