28 de noviembre de 2014

OTROS SANTOS DEL DÍA:



San Sóstenes de Corinto. s. I. 
"Pablo, por la voluntad de Dios, llamado a ser apóstol de Cristo Jesús, y Sóstenes, hermano..." (I Cor 1-1). Gracias a esta amistad "se echaron todos sobre Sóstenes, y le golpearon delante del tribunal" (Act 18-17). Era jefe de la sinagoga de Corintio. Una leyenda dice que fue obispo de Colofón y mártir. 

San Honesto de Pamplona. (c.200 - 270). 
Nació en Nimes, fue bautizado por san Saturnino, de quien recibió la misión de evangelizar a España y le ordenó sacerdote; se estableció en Pamplona, donde predicando un día en las cercanías del templo de Diana, adonde acudían los prohombres de la ciudad a realizar sus sacrificios, llamó la atención al senador Firmus, que le impresionaron tanto sus palabras que le dijo que se haría cristiano si acudía a la ciudad san Saturnino. Saturnino se presentó en Pamplona, y junto con Honesto, bautizaron a una muchedumbre de personas, entre ellos a Firmus y a toda su familia, incluído su hijo san Fermín. 
Vuelto Saturnino a Toulouse, quedó Honesto al frente de la comunidad, dedicándose a la formación de san Fermín, al que envió a la ciudad francesa, donde fue ordenado sacerdote y obispo por san Honorato de Toulouse. Durante varios años permaneció de misionero en Pamplona, hasta que ya anciano, regresó a Toulouse, donde murió. Otros hagiográfos dicen que, junto con san Honorato, fue nombrado obispo de Amiens.  

rey Genserico
Santos Papiniano, Mansueto y 9 compañeros. M. 442/500. 
Martirologio Romano: En África, conmemoración de los santos mártires Papiniano, obispo de Vita, y Mansueto, obispo de Uruci, que en la persecución de los vándalos, reinando el arriano Genserico, por defender la fe católica fueron quemados en todo su cuerpo con planchas de hierro incandescentes, y así consumaron su gloriosa agonía.
Mártir junto con Mansueto de Urusita. Obispos del Norte de África. Mártires por los vándalos de Genserico, después de haber sufrido destierro, fueron quemados vivos con láminas candentes adosadas a sus cuerpos por defender la fe católica. 
Por aquel tiempo también murieron los santos obispos: Urbano de Girbe, Valeriano, Crescente de Byzata, Habet-Deus de Teudal, Cresconio de Oens, Vez de Sabrato, Eustaquio de Sufeta, Crescenciano, Félix de Hadrumeto, y después bajo el rey Hunerico, hijo de Genserico, Hortelano de Benefac y Florenciano de Midilio, que fueron desterrados y después terminaron su vida confesando la fe católica. 

San Esteban "el Joven"(714-764). 
Martirologio Romano: En Constantinopla, san Esteban el Joven, monje y mártir, que en tiempo del emperador Constantino Coprónimo, por dar culto a las imágenes sagradas fue atormentado con variados suplicios y confirmó la verdad católica con el derramamiento de su sangre
Nació en Constantinopla. Fue abad del monasterio Monte San Aussenzio de Constantinopla. Se opuso con firmeza al fanatismo iconoclasta del emperador Constantino Copronimo, que intento inútilmente de conquistarlo; como lo no consiguiera le hizo ejecutar junto a Basilio, Pedro, Andrés y un grupo de más de 300 monjes; se opusieron a la decisión del Concilio de Hieria de los obispos iconoclastas. 
La leyenda dice que para denigrar su virtud le calumniaron diciendo que tenía relaciones con la piadosa viuda santa Ana, del vecino monasterio de monjas. Santa Ana fue ejecutada azotándola. Esteban fue desterrado a una isla y allí se instaló en una cueva, junto con sus hermanos del monasterio, así como su madre y su hermana. En la isla ocurrieron muchos milagros gracias a una imagen de María, esto hizo que el emperador le hiciera volver a Constantinopla y allí fue ejecutado. 

Santa Teodora de Rossano. M. 980. 
Martirologio Romano: Cerca de Rossano, en Calabria, santa Teodora, abadesa, discípula de san Nilo el Joven, maestra en la vida monástica.
Nació en Rossano, Calabria, Italia. Abadesa basiliana, discípula de san Nilo de Rossano, maestra de vida monástica. Murió llena de méritos en Rossano.

Jaime Thompson.  Beato. (c.1558 - 1582). 
Martirologio Romano: En York, en Inglaterra, beato Jaime Thomson, presbítero y mártir, que condenado a la pena capital, reinando Isabel I, por haber reconciliado a muchos con la Iglesia Católica, sufrió los suplicios del patíbulo.
Nació en York. Estudio en Reims en 1580, y pocos meses más tarde cayó enfermo de gravedad. Los superiores le aconsejaron volver a casa para reponerse, pero él insistió tanto que le concedieron una dispensa y fue ordenado sacerdote en el 1581. 
En este mismo año ya estaba en York trabajando apostólicamente. Utilizó el nombre falso de Hudson, pero estando en casa de un amigo católico, Branton, fueron capturados y encarcelados en Kidcote. En el interrogatorio reconoció que era sacerdote y que quería la reconciliación de la Iglesia de Inglaterra con la Iglesia Católica. Fue encarcelado con los delincuentes, a los que convirtió y entonces lo trasladaron a una celda con sacerdotes. Fue ahorcado en Knavesmire en York y habló a la multitud que moría por su fe católica. Fue ahorcado y mientras pendía y se debatía levantó el brazo e hizo la señal de la cruz. No fue descuartizado. Se le sepultó en el mismo lugar donde había sido ajusticiado. 

San Andrés Tran Van Trông. (1810-1835). 
Martirologio Romano: En el poblado de Khám Duong, en Annam, san Andrés Tran Van Trông, mártir, que encarcelado y atormentado atrozmente, por negarse a pisar la Cruz fue degollado en tiempo del emperador Minh Mang.
Nació en Kim-Long, Vietnam, en el seno de una familia cristiana comprometida. Ingresó en la compañía de tejedores reales de seda en 1834 pero al año siguiente llegó la orden que tenían que pisar la cruz si querían continuar en su trabajo, fue torturado cruelmente durante la persecución del emperador Minh Mang, pero se mantuvo firme en su fe. 
Fue llevado a la prisión de Tran-Phu, llena de delincuentes comunes que no cesaban de decirle que apostatara para librarse, y luego pasó a la de Kham-Duong. Aquí su mansedumbre y bondad logró que los guardas lo dejaran salir para poder saludar a su madre y para poder confesar. Finalmente fue condenado a muerte. Su madre, que estaba presente en su martirio en Kam Duong, en Hue, cogió en su regazo su cabeza cortada. Fue canonizado el 19 de junio de 1988 por el papa Juan Pablo II.

Santa Catalina Laboure. (1806-1876). Religiosa de las Hijas de la Caridad. (Ver) 31 de Diciembre