1 de noviembre de 2014

Beato TEODORO JORGE ROMZSA. (1911-1947).


Martirologio Romano: En la ciudad de Mukacevo, en Ucrania, beato Teodoro Jorge Romzsa, obispo y mártir, que, por mantener su fidelidad infatigable a la Iglesia en tiempo de persecución de la fe, mereció alcanzar la palma gloriosa.

Nació en Velykyj Bychkiv, en la región subcarpática, en el seno de una famila modesta. En aquellos momentos la región estaba bajo el dominio del Imperio austro-húngaro. En 1930, su obispo lo envió a Roma para que realizase los estudios eclesiásticos. Vivió en el Colegio Germánico-húngaro y estudió en la Universidad Pontificia Gregoriana. En 1934 se trasladó al Pontificio Colegio Ruso porque decidió desarrollar su ministerio sacerdotal en Rusia. Fue ordenado sacerdote en 1936. En 1937 volvió a su país para realizar el servicio militar obligatorio. 
En 1938 fue nombrado administrador de las parróquias de Bereszova y Alsóbisztra; en 1939, director espiritual del seminario de Ungvár y profesor de Filosofía de la Academia. En 1944 fue nombrado obispo auxiliar del administrador apostólico de Mukacevo, Ucrania. En 1946 fue nombrado administrador apostólico de esta circunscripción eclesiástica. 
No se amedrentó frente a las graves amenazas de los comunistas, que no toleraban a la Iglesia greco-católica y estaban dispuestos a eliminarla, para que se adhiriera a la Iglesia ortodoxa rusa. El proyecto comunista se vio frenado por la firmeza del prelado. Después de muchas vejaciones físicas y morales, sufrió un grave atentado automovilístico. Fue ingresado en el hospital de Mukacevo, en el que murió envenado por su fidelidad a la Iglesia. Fue beatificado durante la visita pastoral de SS. Juan Pablo II a Ucrania en junio de 2001, junto al grupo de 25 mártires de rito greco-católico de Ucrania.