9 de noviembre de 2014

Beato LUIS MORBIOLI. (1433-1485).


Martirologio Romano: En Bolonia, beato Luis Morbioli, que, se convirtió a Dios después de una vida inmersa en el vicio, eligió un severo tenor de vida de penitente y con su palabra y ejemplo llamó a los ciudadanos a la piedad

Nació en Bolonia. Vivió en la ciudad de Bentivoglio, Bolonia, era un jugador empedernido, un seductor impenitente, un bebedor sin medida de carácter colérico y violento. Se casó con Lucía di Giovanni Tura.
Era un burgués y un día fue a Venecia para hacer negocios más o menos limpios y allí enfermó gravemente, y fue acogido por los Canónigos regulares de San Agustín del Hospital de San Salvador. Cuando sanó, había cambiado de aspecto interior y exterior. Regresó a Bolonia hacia 1470, se separó de su mujer, se vistió con un tosco hábito gris, muy parecido al de los carmelitas (de ahí que nació la errónea afirmación de que era carmelita terciario), y luego cambió por otro blanco con una cruz en el pecho, del que no se despojaba nunca. Predicaba la penitencia y mortificación por las calles de Bolonia y acompañaba al patíbulo a los condenados a muerte. Cabalgando sobre un borriquillo visitó también otras ciudades de la Emilia: Módena, Ferrara. Recorría los caminos llevando una cruz en la mano y exhortando al arrepentimiento y pidiendo limosna, viviendo en las peores condiciones y haciendo las más fuertes penitencias hasta su muerte; enseñó a los jóvenes la doctrina cristiana. Cuando cayó gravemente enfermo rehusó todos los auxilios médicos. Murió en Bolonia.