9 de noviembre de 2014

Beato ENRIQUE HLEBOWICZ. (1904-1941).


Martirologio Romano: En Borysów, población de Polonia, beato Enrique Hlebowicz, presbítero y mártir, que en la guerra cruel, por odio a la fe, murió fusilado.

Nació en Grodno y en su familia se dijo que cuando era niño volvió a la vida milagrosamente. Su familia padeció deportación a Orenburg, en Rusia, de donde volvió más tarde. En 1921 entró en el seminario de Vilna y fue ordenado sacerdote en 1927. Estudió Teología en la universidad católica de Lublín, y Filosofía en el “Angelicum” de Roma. Fue profesor de la universidad y del seminario de Vilna. Al mismo tiempo ejerció una gran labor pastoral en los ambientes académicos. Pero encontró algunas incomprensiones que le obligó a renunciar a su cátedra en 1935 y se dedicó a la pastoral parroquial en Troki, a pesar de que estaba enfermo de tuberculosis, no renunció a su trabajo.
Comenzada la guerra mundial, regresó a Vilna, donde una nueva administración política impuso restricciones al apostolado católico. Y al ver que se hacía una descarada propaganda atea entre los jóvenes dijo en público que ofrecía su vida a Dios por el mantenimiento de los jóvenes en la fe. Al estallar la guerra con Rusia, en 1941, parecía que toda la zona de la Polonia oriental, más Bielorrusia, quedaron bajo la ocupación alemana, y se creó algunos meses en aquella región la posibilidad de un cierto renacimiento religioso. El obispo le pidió que fuera allí, pese al peligro, y trabajó en Okolowo, Korzen y Chotajewicze. 
Fue arrestado por la policía bielorrusa al servicio de los alemanes en 1941, y fusilado en un bosque por la Gestapo y enterrado en un lugar desconocido cerca de Borysow, Polonia. Fue beatificado el 13 de junio de 1999 por el papa Juan Pablo II.