27 de octubre de 2014

Beato BARTOLOMÉ DE BREGANZE. (1200-1270).


Martirologio Romano: En Vicenza, en la región de Venecia, conmemoración de san Bartolomé de Breganze, obispo, de la Orden de Predicadores, que fundó en esta ciudad la Milicia de Jesucristo para defender la fe católica y la libertad de la Iglesia.


Nació en Vicenza en la noble familia de los condes de Breganze. Después de haber estudiado en Padua, ingresó en la recién fundada Orden de Predicadores (santo Domingo de Guzmán vivía entonces en Bolonia). Pronto fue elegido superior de distintos conventos que gobernó con gran sabiduría y atraiendo muchas vocaciones. Fue encargado de enseñar y de predicar en Lombardía y en la Romaña. En esta misión fue pacificador de ciudades y facciones políticas, como las que se encontraban en Parma. 
El papa Gregorio IX lo nombró Maestro del Sacro Palacio, mientras Inocencio IV se lo llevó al Concilio de Lyon, nombrándolo, en el 1253, obispo de Limasol en la isla de Chipre. Para multiplicar las energías apostólicas, creo una confraternidad mitad religiosa, mitad militar, que se llamaban "Hermanos alegres o gozosos". En el 1255, el papa Alejandro IV lo eligió obispo de Vicenza, oficio no fácil en una ciudad dominada por Azzelino el Romano que lo exilió, y fue sustituido en su sede por un obispo herético. El Papa lo envió como su legado a Inglaterra y a Francia. En París tuvo amistad con el rey san Luis IX que le regaló una espina de la corona de Cristo. 
Muertos sus enemigos regresó a su cátedra de Vicenza en 1260, allí construyó una iglesia gótica llamada Sacra Corona destinada a guardar la santa espina, además de un convento dominico. El resto de sus años los dedicó a su querida Vicenza. Escribió 430 obras, entre sermones y obras de mística. Murió en Vicenza y fue sepultado en la iglesia de Santa Corona. Su culto fue confirmado en 1793 por el papa Pío VI.